Ir a contenido

PERFIL

Dolors Montserrat, acunada en el PP

La nueva portavoz en el Congreso mantiene vínculos familiares con el partido que la han arropado desde el 2008

Se ganó la confianza de Rajoy tras pacientes negociaciones con los naranjas para mantenerle en el Gobierno

Júlia Regué

La exministra de Sanidad Dolors Montserrat.

La exministra de Sanidad Dolors Montserrat. / EFE / RAÚL CARO

Dolors Montserrat (Barcelona, 1973) será la nueva voz de los populares en el Congreso. Nacida en Sant Sadurní de Anoia, se afilió al PP en el 1992 animada por fuertes vínculos familiares con la formación e inició su carrera política desde el municipalismo. Hija de una familia conservadora y acunada en una localidad cercada por viñas y cavas, se politizó a marchas forzadas al ver a su madre, Dolors Montserrat Culleré, liderando la bancada azul en el Parlament.

Se unió al comité ejecutivo del PPC en el 2004 y su nombre apareció por primera vez en las papeletas azules de las elecciones generales del 2008, cuando ocupó su primer escaño. La entrada al hemiciclo no fue para reclinarse en una butaca convencional, sino que logró el puesto de vicepresidenta tercera de la Cámara tres años después.

Su talante dialogante y perseverancia le propinó una rápida escalada de posiciones. Mariano Rajoy la eligió como negociadora para mantenerle en el trono y afianzar los votos de la formación de Albert Rivera. Las tertulias hicieron el resto para darla a conocer.

El destronado le guardó confianza y la nombró ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Copó la cuota catalana en su Ejecutivo pese a no tener experiencia en el sector. Pero el camino no fue del todo plácido y fichó en la larga lista de diputados del PP reprobados por el Congreso por incumplir "grave y reiteradamente" el pacto de Estado sobre la violencia machista.

Fidelidad a Cospedal

La exministra se afincó con María Dolores de Cospedal en la carrera para liderar la presidencia del partido, y aceptó su oferta como portavoz de la candidatura. Pero ambas supieron jugar sus cartas al verse derrotadas y se aliaron con un Pablo Casado que resultó vencedor bajo la premisa de compartir enemigo común: Soraya Sáenz de Santamaría. El nuevo presidente popular le ha pagado ahora su apoyo con un ostentoso cargo.

Fiel escudera de su intimidad, de la que solo se conoce su maternidad como soltera, estudió Derecho en la opulenta Universitat Abat Oliba de Barcelona, y se especializó con un máster en el Colegio de Abogados. Cursó el último año de licenciatura en la Universitá degli Studi Di Ferrara (Italia) e incluso antes ya había cursado estudios en el extranjero, porque estudió el COU en Memphis (EEUU). Conoció a Maite Pons y juntas crearon un bufete especializado en derecho civil, aún activo pero sin la dedicación de Montserrat. Dejó el ejercicio de la abogacía en el 2011. No le bastó y decidió seguir los pasos de su madre.