Ir a contenido

exteriores afirma que no cumplen la ley

Borrell, sobre las nuevas 'embajadas' catalanas: "No me dejan mucho margen de maniobra"

Avisa a la Generalitat que si son "reaperturas" también se reabrirá el recurso que presentó contra ellas el anterior gobierno

Europa Press

El conseller Ernest Maragall y el ministro Josep Borrell, en el Ministerio de Exteriores

El conseller Ernest Maragall y el ministro Josep Borrell, en el Ministerio de Exteriores / DAVID CASTRO

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, considera que "está claro que la Generalitat no ha respetado el procedimiento que establece la ley" a la hora de reabrir sus primeras delegaciones en el exterior, así que ha avisado: "No me dejan mucho margen de maniobra".

Borrell, que el lunes por la tarde se reunió con el consejero catalán de Acción Exterior, Ernest Maragall, ha dejado claro que no le valen las razones que le dio éste para justificar que las oficinas en Reino Unido e Irlanda, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia se comunicasen a Exteriores la víspera de publicarse en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), sin tiempo para los preceptivos informes de Hacienda y Exteriores.

Reunión con Maragall

Maragall alegó que la Generalitat cumplirá el procedimiento cuando abra delegaciones nuevas, pero que esas no lo eran, sino que existían antes de que el Gobierno las cerrase en apliación del artículo 155 de la Constitución.

La respuesta de Borrell ha sido que esas oficinas fueron recurridas por el Gobierno en por la vía contencioso-administrativa por no haber pedido esos informes. El recurso decayó con la aplicación del 155, así que "si se reabren se reabre también el procedimiento". "Es lógica aristotélica", ha avisado.

El ministro ha dejado claro que con la leyes no se puede decir "ahora la aplico y ahora no". "Si la abre (una oficina) tiene que pedir informe, y si la está reabriendo eso reabre los procesos contenciosos que había contra la anterior", ha dicho.

De este modo, ha advertido de que la Generalitat no le deja "mucho margen de maniobra" en su intento de hacer "todo lo posible para que los temas se puedan resolver a través del diálogo". En todo caso, ha dicho que va a dar "todavía un margen" para ver si "existe mejor voluntad que en la reunión" con Maragall. "De lo contrario no me quedará más remedio que aplicar la legislación vigente", ha proseguido.

Insta a respetar las competencias del Estado

El ministro ha argumentado que el Gobierno está haciendo un "ejercicio de extremo respeto" de las competencias de las comunidades autónomas, también de Cataluña, incluso que que eso es lo que distingue su labor. Ahora, también ha dejado claro que reclama "reciprocidad" y "que se respeten las competencias del Estado".

Cuando no es así, ha dicho, hay que "llamar la atención", y, si no hay resultado, volver a hacerlo y, si sigue sin funcionar "no hay más remedio que usar los recursos del Estado de Derecho".

0 Comentarios
cargando