Ir a contenido

CRISIS EN EL ESPACIO POSCONVERGENTE

El sector crítico del PDECat tiene lista su candidatura alternativa a Pascal

La dirección busca llegar a un pacto, pero no renunciará a la batalla interna

Puigdemont amenaza con dejar el partido si la coordinadora vence en el congreso

Fidel Masreal

La coordinadora general del PDECat, Marta Pascal.

La coordinadora general del PDECat, Marta Pascal. / EFE / Andreu Dalmau

Parecía imposible que la tensión interna en el PDECat creciera todavía más, pero lo cierto es que el congreso del partido que se inicia este viernes va camino de convertirse en una auténtica batalla campal por el poder. El sector crítico de la formación, al servicio del 'expresident' Carles Puigdemont y cuya cabeza visible es el alcalde de Molins de ReiJoan Ramon Casals, tiene prácticamente preparada una lista alternativa a la que encabece la actual coordinadora general, Marta Pascal, para hacerse con el control total del partido. La dirección trata de negociar una candidatura conjunta de integración, pero quiere dar la batalla si finalmente se presentan los críticos. "Tenemos dignidad", advierten. Mientras, Puigdemont incrementa aún más la presión amenazando con dejar el PDECat si Pascal sale victoriosa del cónclave.

La tensión interna es de tal nivel que incluso este jueves ha aparecido el 'hashtag' #Pascaldimissió en Twitter. Algo que ha irritado a la actual dirección del partido, que ve a los críticos detrás de esta iniciativa. Es más, alguno de los integrantes de la actual cúpula del PDECat duda ya sobre su continuidad al frente de la formación posconvergente, a la vista de la agresividad de la guerra interna.

"Un gesto muy feo"

Una guerra en la que, según ha publicado 'El Confidencial', el 'expresident' Puigdemont ha tomado partido de forma ya descarada. Y es que, en una reunión con alcaldes este miércoles en Alemania, habría advertido: "Decidle a Marta Pascal que si persiste en ser la líder del partido, el lunes que viene me doy de baja del PDECat". "Se trata de un gesto muy feo por parte de Puigdemont, si es cierto que lo dijo", se lamenta amargamente un miembro de la actual cúpula posconvergente.

La dirección insiste en que ha habido y habrá generosidad respecto a Puigdemont. Citan en este sentido cómo cara a las elecciones del 21-D se desmontó la lista electoral del PDECat para que él pudiera concurrir con la candidatura que consideró más oportuna, bajo el paraguas de Junts per Catalunya. También recuerdan que Pascal ha ofrecido a Puigdemont la presidencia del partido. Es tal el nivel de conflicto que incluso la intervención del 'expresident' en el congreso del PDECat de este fin de semana es una incógnita.

El cónclave lo inaugurará este viernes el 'president', Quim Torra, y tras él se leerá el informe de gestión. Un informe que ha de ser ratificado en una votación, pero esta no se llevará a cabo hasta el domingo, para evitar una eventual derrota de la dirección el mismo día de inicio del congreso. El sábado la batalla se librará en la ponencia política.

Si finalmente no hay acuerdo entre los dos sectores enfrentados (la dirección insiste en que perseguirá el pacto "al estilo de la gente convergente"), el domingo, los 2.000 delegados del cónclave votarán entre las dos listas en liza. En principio, con una votación en bloque a una u otra opción, salvo que se cambie el método de votación.

"Perderemos todos"

"Si finalmente hay un enframiento entre dos listas, gane quien gane perderemos todos", admiten en la dirección del partido. En el fondo, la batalla por el poder viene de lejos, del congreso fundacional en el que algunos pesos pesados vieron cómo Pascal accedía contra pronóstico al liderazgo. La dirección ve en los críticos la mano de antiguos dirigente como el 'exconseller' Francesc Homs o la de quien fue mano derecha de Artur MasDavid Madí. Los críticos desconfían de la dirección y de Pascal porque consideran que han puesto palos en las ruedas a un liderazgo que consideran indiscutible, el de Puigdemont.

0 Comentarios
cargando