Ir a contenido

El TC anula la moción del Parlament que preveía culminar la independencia

El alto tribunal admite a trámite el recurso del Gobierno de Sánchez sin advertencias personales a la Mesa del Parlament

El presidente de la Generalitat califica de "mala noticia" la decisión del Constitucional

Ángeles Vázquez

Imagen de la sede del Tribunal Constitucional (TC).

Imagen de la sede del Tribunal Constitucional (TC). / JUANJO MARTÍN (EFE)

El pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha decidido por unanimidad admitir a trámite el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno contra la moción aprobada por el Parlament el pasado 5 de julio en la que se preveía "culminar la independencia de Catalunya". Ello supone que sus cinco primeros apartados -de los seis que incluye el acuerdo- hayan quedado en suspenso automáticamente, algo que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha calificado de "mala noticia", como si hubiera podido ser otro el resultado, teniendo en cuenta que el acuerdo de la Cámara catalana se remitía a la declaración soberanista de 2015, también anulada por el alto tribunal.

El Gobierno de Pedro Sánchez invocó el artículo 161.2 de la Constitución por el que la admisión a trámite de la impugnación supone la suspensión automática de la moción cuestionada, pero no instó las advertencias personales a los miembros de la Mesa del Parlament con las que el anterior Ejecutivo acompañaba todos sus recursos ante el alto tribunal. Por ello, la providencia no incorpora más que la obligación de su publicación en el Boletín Oficial del Estado y el Diari Oficial de la Generalitat para que nadie pueda negar desconocimiento de la suspensión acordada. 

Esta diferencia entre los recursos del Gobierno de Mariano Rajoy frente al de momento único interpuesto por el del PSOE no ha sido suficiente para Torra. "Si valorásemos que no haya advertencias como un hecho positivo, sería casi como valorar que se han acercado los presos", afirmó, porque, a su juicio, "solo faltaría" que fuera de otra manera.

La moción del Parlament suspendida por un periodo de al menos cinco meses, mientras se dicta la sentencia correspondiente, establecía que el “Parlament de Catalunya, ante las actuaciones del Estado, por medio del Tribunal Constitucional, el Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional y la Fiscalía, de judicialización y persecución de los actos consecuentes con su mandato democrático, ratifica su firme voluntad de llevar a cabo las actuaciones necesarias previstas y aprobadas por este Parlamento, para alcanzar y culminar democráticamente la independencia de Catalunya”.

Partía de la declaración soberanista del 9 de noviembre de 2015, también anulada, y contaba con el informe contrario de los propios letrados del Parlament, por lo que la admisión del recurso del Gobierno no ha planteado duda alguna en el Constitucional. 

Oportunidad al diálogo

Pese a ver "una mala noticia" la admisión a trámite, Torra ha dicho que quiere dar una "oportunidad al diálogo" para ver "si efectivamente el Estado en sus diferentes formas" les "ofrece esta posibilidad de estar en otro escenario y no en el mismo que cuando gobernaba el PP". "Iremos tomando nota de todo lo que va a pasar", advirtió.

La providencia de admisión a trámite da traslado de la impugnación, así como de los documentos que la acompañan, al Parlament para que en el plazo de 20 días se persone en el proceso y formule las alegaciones que crea pertinentes para defender sus intereses.