Ir a contenido

PRESENTACIÓN EN EL ATENEU BARCELONÈS

Puigdemont impulsa la Crida Nacional para superar instrumentos "caducos"

La nueva plataforma del 'expresident' y Torra se plantea concurrir a las elecciones

El objetivo es hacer efectiva la independencia desde la transversalidad ideológica

Fidel Masreal

Carles Puigdemont saluda, a través de una pantalla, a los asistentes a la presentación de Crida Nacional per la República.

Carles Puigdemont saluda, a través de una pantalla, a los asistentes a la presentación de Crida Nacional per la República. / EFE / QUIQUE GARCÍA

Lleno absoluto del soberanismo en el Ateneu Barcelonès para la presentación del nuevo proyecto político del 'expresident' Carles Puigdemont y del actual 'president', Quim TorraCrida Nacional per la República. Una plataforma con un objetivo inequívoco, en pleno debate del independentismo sobre su futuro: hacer efectiva la independencia mediante la creación de un espacio político nuevo que se plantea concurrir a las elecciones.

En su intervención por videoconferencia desde Alemania, un aclamado Puigdemont -que en ningún momento ha citado a su partido, el PDECat- ha hecho un llamamiento a la unidad y a la generosidad, pero dejando claro que se está creando un nuevo espacio que dejará caducos a otros proyectos: "Hacemos un llamamiento a consolidar este espacio poliédrico, muy plural, caracterizado por la diversidad; lo que acabe siendo la expresión política de esta voluntad lo decidirán las mujeres y hombres que os apuntéis". El PDECat ha evitado el choque con Puigdemont y ha dejado en el aire su vinculación, mientras que ERC ya ha anticipado que no diluirá su espacio político.

Herramientas a "revisar"

Puigdemont ha puesto de manifiesto que su apuesta implica cambios de fondo e incluso acabar con algunos instrumentos: "Los tiempos futuros pedirán que herramientas, hoy necesarias, tengan que caducar o se tengan que revisar, esto es la política".

El 'president' Torra, que finalmente no ha podido asistir debido que su vuelo de regreso de Alemania, donde se ha visto con su antecesor, ha sido cancelado, ha enviado un breve mensaje en audio.

"La Crida va de hacer el paso adelante que necesitamos para que todos juntos, con la fuerza de la unidad, podamos crear este movimiento”, ha apuntado. También se ha leído una carta del líder parlamentario de Junts per Catalunya (JxCat), Jordi Sànchez, preso en la cárcel de Lledoners, en la que asegura que la Crida "no es un llamamiento a refundar ningún partido ni espacio, es una apuesta por la transversalidad".

El acto ha contado con la presencia de numerosos dirigentes de JxCat, miembros del Govern y dirigentes del PDECat –sentados en una discreta antepenúltima fila- así como familiares de los políticos presos o desplazados a Bélgica. También ha acudido el vicesecretario general de acción política, Eduard López. No ha podido asistir el 'expresident' Artur Mas, pero no por discrepancias con esta nueva plataforma.

Participación electoral

El manifiesto fundacional hace un llamamiento a "constituir una organización de acción política basada en la radicalidad democrática" y "la transversalidad ideológica". El texto también se plantea que la Crida "pueda participar en todas y cada una de las citas electorales que se produzcan hasta la plena instauración de la república". Para dar forma a lo que Puigdemont ha definido como un "punto de partida", en otoño se celebrará una convención nacional constituyente de este nuevo espacio.

Horas antes de esta presentación de la Crida, la portavoz del PDECat, María Senserrich, evitaba el choque con la estrategia de Puigdemont, pero no concretaba si el congreso del partido del próximo fin de semana decidirá unirse al nuevo instrumento. "Primero, que expliquen cómo lo plantean, cómo lo quieren hacer; estaremos y queremos también escuchar y saber cual es el camino para ver cómo encajamos todo esto", se limitaba a apuntar Senserrich. Mucho más clara ha sido Esquerra. La Crida es, según ha afirmado la portavoz republicana Marta Vilalta, un movimento propio de la "recomponsición" del espacio de centroderecha.