Ir a contenido

¿TAMBORES ELECTORALES?

Los políticos andaluces se calientan en las redes sociales

PSOE y Cs se enzarzan en Twitter y dejan en evidencia la fragilidad de su acuerdo de investidura

Julia Camacho

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto al líder de Cs en la comunidad, Juan Marín (derecha), en una imagen del 2016.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, junto al líder de Cs en la comunidad, Juan Marín (derecha), en una imagen del 2016. / EFE / JOSÉ MANUEL VIDAL

Al PSOE y a Ciudadanos se les ha agotado la buena sintonía en Andalucía, esa que permitió a Susana Díaz salir elegida presidenta de la Junta tras 80 días de bloqueo y sacar adelante hasta tres presupuestos autonómicos. Ambos partidos marcan ya distancias incluso en público y no dudan en atacarse directamente en las redes sociales. El escenario perfecto para poder justificar ante la ciudadanía que los socios ya no se entienden, y que, como no hay estabilidad, es necesario un adelanto electoral, según barruntan los partidos de la oposición.

"Empieza el relato, o el cuento, según se mire, de la ruptura para las elecciones. Nada nuevo bajo el sol", lamentó lacónico este lunes el líder de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, recogiendo la airada respuesta de la presidenta andaluza a un acto público del líder de Cs, Albert Rivera, en la comunidad.

Las redes sociales se convirtieron así este lunes en la herramienta perfecta para mostrar el tan manido "relato" político, la historia que permite persuadir al ciudadano y potencial votante, en este caso de que no hay manera posible de mantener la legislatura y de que hay que adelantar los comicios previstos para marzo.

El ataque de Rivera

El primero en golpear fue Rivera, quien en el acto de presentación de los cabezas de cartel regional y locales, tras unas primarias exquisitas convocadas y resueltas en apenas tres días, marcaba distancias con quien hasta ahora había demostrado entendimiento. "37 años ininterrumpidos de socialismo andaluz son demasiados, no es sano. El reto es tremendo: cambiar el Gobierno de la única comunidad autónoma que no ha cambiado de Gobierno en democracia", apostillaba en una rueda de prensa.

"Si le ganamos las elecciones a los separatistas en Catalunya, le podemos ganar al PSOE en Andalucía y abrir una nueva etapa de ilusión, reformas y regeneración", aseguraba Rivera en su intervención. Un mensaje que repetía posteriormente en Twitter. 

Sin embargo, pocos esperaban la dureza de sus críticas después de tres años de matrimonio bien avenido contra su hasta ahora socio, el PSOE andaluz, al que afeó "el victimismo, la corrupción, la mala gestión, el conformismo y la parálisis" después de décadas al frente del Gobierno de la comunidad.

La reacción de Díaz

Unas palabras gruesas que Díaz no tardaba más que unos minutos en reprocharle. "El señor Rivera debería entender que, en política, a veces se gana y a veces se pierde y que no puede pagar sus frustraciones criticando siempre a los demás. Lleva cinco días atacando al Gobierno de Andalucía. Ya está bien de tantas faltas de respeto", respondía la líder del socialismo andaluz.

La presidenta andaluza encontraba rápida respuesta por parte del líder naranja en la comunidad, Juan Marín, recién reelegido candidato a la Junta con el apoyo del 67% de los afiliados, quien dejaba claro que en los comicios autonómicos van a ir a por todas.

"Saldremos a ganar"

"Atacar y faltar el respeto a los andaluces es apoyar los privilegios para otros territorios o no salir en 37 años de las tasas de paro y abandono escolar más altas. Los partidos se ganan o se pierden, pero Andalucía no está condenada a un Gobierno conformista; saldremos a ganar". Las cartas están ya sobre la mesa.


0 Comentarios
cargando