Ir a contenido

Gobierno y Generalitat reafirman la vía del diálogo abierta por Sánchez y Torra

"Seguimos lejos, pero hay voluntad de hablar", señala Aragonès tras reunirse con Calvo y Montero

El vicepresidente catalán no cierra la puerta a participar en foros multilaterales junto a otras autonomías

Juan Ruiz Sierra

Carmen Calvo y Pere Aragonès, este jueves en la Moncloa. 

Carmen Calvo y Pere Aragonès, este jueves en la Moncloa.  / La Moncloa

Pere Aragonès, vicepresidente del Govern, mantuvo este jueves dos importantes reuniones en Madrid. Primero con su homóloga en el Ejecutivo central, Carmen Calvo, y después con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. No hubo avances concretos en estas citas, pensadas para profundizar en el buen clima inaugurado el pasado lunes, durante el largo encuentro que mantuvieron en la Moncloa Pedro Sánchez Quim Torra.

"Seguimos lejos, pero hay voluntad de hablar y eso es positivo. El Govern se fundamenta sobre la idea del derecho de autodeterminación, algo que no comparte el Gobierno del Estado. A partir de aquí, mediante el diálogo, podemos ir solucionando los problemas políticos", señaló Aragonès, que calculó su estado de ánimo en porcentajes. El vicepresidente de Catalunya salió de los encuentros con un "90% de escepticismo y un 10% de optimismo". 

El Ejecutivo, a través de una nota, subrayó que la "crisis política que atraviesa Catalunya necesita una solución desde la política". El Ejecutivo quiere volcarse en la resolución de conflictos sectoriales con la Generalitat, propiciando una complicidad que permita solventar más tarde la discrepancia de fondo sobre la independencia. "Si empezamos a hablar de lo que nos une, podemos encarar las cosas que nos separan de una manera mucho más constructiva", dijo Sánchez en Bruselas, al acabar la Cumbre de la OTAN.  

Todas esas cuestiones concretas, como la retirada de recursos ante el Tribunal Constitucional contra normas del Parlament, las inversiones y las transferencias pendientes, se comenzarán a tratar antes de las vacaciones de agosto, durante la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat. El organismo no se reúne desde el 2011. El Govern está muy interesado en su reactivación, todavía más cuando sus integrantes rechazan, en principio, la participación en foros multilaterales, como la conferencia de presidentes y el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que reúnen al Ejecutivo central y a todas las comunidades autónomas. "Entendemos que la relación Generalitat-Estado debe ser bilateral. Participar en foros multilaterales no es nuestra intención, no nos lo  planteamos", explicó Aragonès, que aun así dejó la puerta abierta a un cambio de posición.

Los objetivos de déficit

En el encuentro con la titular de Hacienda sí se abordaron materias más específicas. Así, Aragonès pidió que el Estado asuma su "deuda" con Catalunya en políticas de seguridad, infraestructuras y sociales. El vicepresidente defendió ante Montero la revisión al alza los objetivos de déficit de las comunidades. Pero solo se trató de una primera aproximación, porque estos asuntos se estudiarán a fondo durante la reunión de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales, que en principio tendrá lugar después del verano. "Queremos que todo se haga con mucha agilidad", explicaron fuentes del Gobierno. Será allí, también, donde se analice la continuidad del control reforzado por parte del Estado del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

0 Comentarios
cargando