Ir a contenido

BATALLA SUCESORIA

Santamaría y Casado discrepan sobre cómo hay que votar en el congreso del PP

El diputado pide papeletas con los dos nombres ya impresos, sobres y cabinas para "garantizar el secreto del sufragio"

La ganadora quiere que los compromisarios escriban a quién eligen y que las hojas se introduzcan directamente

Pilar Santos

Los candidatos a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, el pasado martes, en la cena de verano del grupo parlamentario del PP.

Los candidatos a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, el pasado martes, en la cena de verano del grupo parlamentario del PP. / EFE / DAVID MUDARRA

El asunto "no es cosa menor", como diría Mariano Rajoy. Fresco está en la memoria de los socialistas el espectáculo que añadieron al comité federal del 1 de octubre del 2016 en el que cayó Pedro Sánchez cuando algunos colocaron tres urnas tras un panel

Ahora, ante la elección del sucesor de Rajoy, los equipos de Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado negocian las condiciones de la votación, que se realizará el día 21. La Comisión Organizadora del Congreso extraordinario (COC) está escuchando todas las sugerencias.

El equipo de Casado reclama algunos aspectos que no son habituales en los congresos del PP, aunque hasta ahora el 'dedazo' evitaba tener que preocuparse por estas cosas. El diputado palentino pide que para garantizar el sufragio "libre y secreto" se disponga de cabinas y que la papeleta "contenga el nombre de los dos candidatos", a falta de marcar solo una "X", y se introduzca en un sobre cerrado. 

Aviso: la votación y el recuento serían más lentos

Según fuentes de la COC, en los cónclaves nacionales el compromisario siempre ha escrito el nombre del elegido (en los últimos años "Mariano Rajoy" o se dejaba en blanco), ha introducido la papeleta sin sobre (como en la Cámara baja) y no ha habido cubículos. La COC lo ve un "gasto innecesario", porque el secreto está garantizado: los delegados podrán coger las hojas el día anterior. Y el proceso se ralentizaría, avisan. 

En el equipo de Santamaría prefieren que los compromisarios escriban el nombre del candidato (como en la primera vuelta) y no ven necesarios los sobres ni las cabinas. Sí que quieren, como defienden Casado y la COC, por ser lo habitual, que las mesas se organicen por orden alfabético y no por provincias con el objetivo de evitar que se detecte el sentido del voto. La comisión decidirá sobre los puntos conflictivos en los próximos días.

Mientras, los dos finalistas siguieron la campaña ante militantes y en los medios. Casado participó con Alberto Núñez Feijóo en un acto con compromisarios en Santiago. El líder de la Xunta acompañó al candidato, al igual que hará en los próximos días con Santamaría, y después decidirá si muestra su apoyo a uno de los dos.

La órbita de Cospedal

Este jueves, Casado recibirá el respaldo de la exministra Isabel García Tejerina, que en la primera fase estuvo con María Dolores de Cospedal. Según fuentes de la candidatura del diputado, "algunos miembros" del equipo de la secretaria general, que quedó tercera, ya trabajan "en una estrategia conjunta" con ellos. Un portavoz de Cospedal no confirma que se haya alcanzado una alianza como tal ni aclara si la ya exaspirante saldrá apoyando a Casado. La otra opción, el acercamiento a Santamaría, es inviable por la enemistad manifiesta entre ambas. 

0 Comentarios
cargando