Ir a contenido

Sánchez sienta "las bases" con Torra para "terminar" con el "desencuentro"

El Gobierno reactivará la comisión Estado-Generalitat y retirará los recursos contra leyes sociales catalanas

El jefe del Ejecutivo rechaza la autodeterminación y exhorta al 'president' a centrarse en otros asuntos

Juan Ruiz Sierra

Reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra en la Moncloa.

Reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra en la Moncloa. / DAVID CASTRO

De la reunión que han mantenido este lunes Pedro Sánchez y Quim Torra han salido escasos avances concretos. Ambos dirigentes se han comprometido a reactivar las comisiones bilaterales Estado-Generalitat, algo que ya se esperaba, y el Gobierno central ha anunciado que retirará los recursos que presentó Mariano Rajoy ante el Tribunal Constitucional (TC) contra leyes sociales catalanas. Poco más. Pero eso, según el Ejecutivo, no es lo más relevante. La cita estaba pensada para reconstruir los puentes, y en este sentido, señalan en la Moncloa, ha ido "mucho mejor de lo esperado". El encuentro, ha explicado después la vicepresidenta, Carmen Calvo, ha servido para sentar una "estupenda base" que ayude a "terminar con el desencuentro".

Los argumentos del Gobierno para justificar su optimismo son básicamente tres. El tiempo que ha durado la reunión: casi dos horas y media. Los asuntos tratados en la conversación, donde la autodeterminación ha ocupado un espacio menor en beneficio de lo sectorial. Y el tono empleado, definido por los colaboradores de Sánchez como "fluido" y "muy educado". La cita, de hecho, ha acabado con un paseo por el Palacio de la Moncloa.  La opinión que Torra despertaba en Sánchez, que llegó a definir al 'president', de "racista", no ha estado presente en ningún momento. 

"Venimos atravesando una crisis política durante mucho tiempo. Lo más importante es la normalización de las relaciones con el gobierno legal y legítimo de Catalunya", ha señalado Calvo, centrando el debate en "las políticas sociales, el empleo, la dependencia, el corredor mediterráneo y el levantamiento de los vetos a las leyes sociales del Parlament".

La autodeterminación, a través de la propuesta de Torra de celebrar un referéndum pactado, también ha tenido cabida. Pero el margen de acuerdo aquí es cero. "La autodeterminación no existe como derecho en ninguna democracia del mundo. Sobre esto hay muy poco que hablar", ha dicho Calvo. Tampoco sobre la existencia de "presos políticos", en referencia a los dirigentes independentistas encarcelados, algo que el Ejecutivo niega por completo.

Próxima reunión en Barcelona

A partir de aquí, Torra y Sánchez se han comprometido a impulsar la comisión Estado-Generalitat y las tres que están por debajo: infraestructuras, Hacienda y transferencias. La última vez que se reunieron fue en el 2011. Las primeras sesiones de estos organismos serán inminentes, antes de que el jefe del Ejecutivo y el 'president' de la Generalitat vuelvan a verse. Será, en principio, en otoño y en Barcelona. Otra muestra sobre el buen tono de la cita de este lunes.

Pero la primera decisión del Gobierno será la de retirar las impugnaciones que Rajoy presentó ante el TC contra leyes del Parlament como la de pobreza energética, que fueron suspendidas al admitir a trámite los recursos el alto tribunal.

La crisis territorial, le ha transmitido Sánchez a Torra, es un "problema político que tiene que ser resuelto desde la política". El 'president' ha celebrado este punto de partida. Al acabar, Calvo no ha evitado comparar el clima propiciado por el actual presidente del Gobierno con el que existía con su antecesor. "A otros gobiernos le han hecho dos referéndums. Nosotros, en un mes, hemos recibido a Torra y hemos hablado dos horas y media", ha concluido.  

     

0 Comentarios
cargando