Ir a contenido

La ikurriña no ondeará en el chupinazo de Sanfermines

El alcalde, de Bildu, informa que habrá un mástil vacío en el balcón

El Ayuntamiento fue condenado por izar la bandera vasca el año pasado

El Periódico

Celebración del chupinazo que da inicio a las fiestas de San Fermín, el 6 de julio del 2017.

Celebración del chupinazo que da inicio a las fiestas de San Fermín, el 6 de julio del 2017. / MIGUEL RIOPA (AFP)

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha anunciado este jueves que la ikurriña no ondeará en la Casa Consistorial durante el lanzamiento del chupinazo de los Sanfermines de 2018. El regidor de EH Bildu ha informado que habrá un mástil vacío en el balcón.

"Habrá un mástil vacío que representará esas identidades proscritas, esas identidades que todavía hoy no pueden verse reconocidas en el Ayuntamiento", ha explicado el alcalde, que ha comentado que la decisión es "sobre todo, por una cuestión fundamental, que es que existe sobre la mesa una amenaza de índole jurídico".

Condena por colocar la bandera el año pasado

El Ayuntamiento había decidido recurrir la sentencia que condenó al Consistorio por la colocación de la ikurriña en los Sanfermines de 2017. Pamplona estaba gobernada por un cuatripartito integrado por EH Bildu, Geroa Bai, Azurmendi e Izquierda-Ezkerra hasta que el martes Asiron anunció la expulsión de los concejales de las dos últimas formaciones. En ese pleno UPN reclamó, como es habitual, que no se colocara la bandera del País Vasco durante las fiestas de la ciudad. "Lo realmente preocupante de todo esto, más allá de la distancia que hay entre la ciudadanía y determinadas decisiones judiciales, es que todavía pueda haber gente en Europa, en Navarra y en Pamplona que crea que se pueden prohibir banderas", ha reflexionado este jueves el alcalde. 

0 Comentarios
cargando