Ir a contenido

EL JEFE DEL EJECTU

El socialismo francés busca a su Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno insufla ánimo a sus colegas galos durante un acto de los socialdemócratas europeos en París

La alcaldesa Anne Hidalgo y el líder socialista Olivier Faure le rinden homenaje por su decisión de acoger el 'Aquarius'

Eva Cantón

Pedro Sánchez, entre Olivier Faure y Anne Hidalgo, este viernes, 29 de junio, en París.

Pedro Sánchez, entre Olivier Faure y Anne Hidalgo, este viernes, 29 de junio, en París. / EFE / CHRISTOPHE PETIT TESSON

El "nuevo chico" de la escena europea es un político agradecido y, tras haberse estrenado en un maratoniano Consejo Europeo, en el que los Veintiocho han intentado esquivar su enésima crisis, ha viajado este viernes a París para echar un capote a un alicaído Partido Socialista Francés que le arropó cuando él atravesaba horas más amargas.  

Pedro Sánchez ha protagonizado un emotivo acto junto a la alcaldesa de la capital, la gaditana Anne Hidalgo, en los Jardines de la Nueve, un espacio verde situado en la parte posterior del consistorio llamado así en homenaje a los republicanos españoles que el 24 de agosto de 1944 participaron en la división comandada por el general Leclerc que liberó París de la ocupación nazi.

Hidalgo apoyó sin fisuras a Sánchez cuando el hoy presidente había sido desahuciado por su propio partido y este viernes estaba exultante al verle a su lado.  La alcaldesa -en horas bajas por las incesantes críticas que recibe su gestión municipal- se deshizo en elogios hacia quien "ha salvado el honor de Europa" con la decisión de acoger a los inmigrantes del 'Aquarius'. "Tienes valor, fuerza y generosidad", le dijo.

Tal fue su entusiasmo que hasta le preparó una sorpresa. El dúo Madame Monsieur, que participó en el reciente festival de Eurovisión con el tema 'Mercy', el nombre de una niña de origen nigeriano nacida hace meses a bordo del mismo buque que acogió el puerto de València, actuó en el jardín y le dedicó la canción a Sánchez, que se confesó "emocionado" al estar junto a su "amiga" Hidalgo.

Momentos difíciles

"Cuando uno llega a este tipo de responsabilidades le salen muchos amigos, pero cuando las cosas van mal es cuando te das cuenta de las personas que creen en ti, que te acompañan en los momentos difíciles y Anne fue una de ellas. Creyó en mí y si hoy estoy aquí es porque unos cuantos granitos de arena tienen el nombre de Anne Hidalgo", recordó.

Después, los dos se desplazaron al Circo de Invierno, donde el primer secretario de los socialistas franceses, Olivier Faure, había convocado a sus socios europeos en un acto destinado a insuflar un poco de ánimo a una alicaída socialdemocracia que se prepara para una dura batalla en las elecciones al Parlamento Europeo de mayo del 2019.

Sánchez era la estrella invitada y, sin duda, como quiso creer la propia Hidalgo, el ejemplo de que la izquierda europea no está muerta.  O, como señaló el  presidente del Grupo Socialista en la Eurocámara, Udo Bullmann, el hombre que "ha despertado el espíritu europeo y permitido a la izquierda afirmar su identidad". 

Más sobrio estuvo el líder de los socialistas franceses, Olivier Faure, que llegó el pasado abril a la cúpula de un partido laminado por el rodillo de Emmanuel Macron, el 6% de los votos en las presidenciales del 2017 y arruinado hasta el punto de tener que vender su histórica sede de la calle de Solférino.

Entre el populismo y el liberalismo

Poco dotado para la oratoria, Faure puso, no obstante, el acento en el gran reto que tiene la socialdemocracia en la próxima cita electoral, buscar el exiguo espacio político existente entre los populismos rampantes y el liberalismo europeísta que encarna el propio presidente francés.

"Macron nos dice: o estás conmigo o estás contra Europa, pero debemos rechazar la idea de que no hay alternativa. La izquierda europea tiene que representar esa alternativa clara al sistema neoliberal", arengó.

A continuación le llegó el turno a Sánchez, muy aplaudido cuando vinculó los valores de la socialdemocracia con la herencia de la Revolución francesa. El presidente español salpicó su intervención de referencias a su propia trayectoria en el PSOE e intentó insuflar ánimo en una tribuna entregada.

 "En España hemos tenido grandes presidentes socialistas, como Felipe González y José Luis Rodríguez ZapateroFrancia también los ha tenido y volverá a haber un socialista en la presidencia de la República", dijo dirigiéndose a Faure y provocando una nueva salva de aplausos.

Especticismo

Pero en FranciA reina el escepticismo. El diario 'Le Parisien' se preguntaba este viernes si la reunión del Circo de Invierno no era más bien "el despertar de los muertos vivientes" y, aunque también hablaba de Sánchez como "el español que hace soñar al PS francés", dentro del propio partido hay serias dudas.

Uno de los invitados al acto sobre el futuro de la izquierda europea era el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici. Al ser preguntado por este diario si su partido había encontrado ya a su Pedro Sánchez, respondió sin dudar y con una claridad meridiana: "No".

0 Comentarios
cargando