Ir a contenido

Mensaje desde Washington

Torra planteará a Sánchez la celebración de un referéndum de autodeterminación pactado

El 'president' dice que si no hay una "oferta" del Gobierno a Catalunya, seguirá "el camino a la república"

Ricardo Mir de Francia

Torra, en la inauguración del Catalonia America Council (CAC), en el Edificio de Asociaciones Mundiales en Washington DC, (EEUU).

Torra, en la inauguración del Catalonia America Council (CAC), en el Edificio de Asociaciones Mundiales en Washington DC, (EEUU). / LENIN NOLLY (EFE)

Quim Torra planteará a Pedro Sánchez la celebración de un referéndum de autodeterminación pactado con el Estado. Esa será la "primera propuesta concreta" del presidente de la Generalitat durante la reunión del próximo 9 de julio en la Moncloa, concebida para rebajar la tensión y abrir un proceso de diálogo directo entre ambas administraciones. Torra ha asegurado que acudirá a la cita con la intención de debatir las condiciones del referéndum o los riesgos que está dispuesto a asumir, pero también ha señalado que si el Gobierno se niega a abordarlo, el independentismo seguirá por su camino: "Si no hay una oferta de negociación o de diálogo por parte del Estado, si el derecho a la autodeterminación de Catalunya sigue sin reconocerse, seguiremos adelante con nuestro proyecto".

El presidente catalán se ha dirigido a la prensa durante la segunda jornada de su viaje a Washington, donde asistirá el jueves a la inauguración del Folklife Festival, un evento multitudinario en el centro de la capital en el que participa Catalunya como cultura invitada. Torra ha manifestado su "rechazo" y más "absoluta indignación" al pronunciamiento de la Sala de Apelaciones del Tribunal Supremo, que ha confirmado el procesamiento por rebelión y otros posibles delitos del expresidente Carles Puigdemont y otros 14 políticos catalanes. "Nos sitúa plenamente en el plano de la indecencia jurídica", ha declarado sobre el auto judicial. 

Denuncia "ante el mundo"

"Si quedaba una mínima esperanza de que la justicia española reconociese que las cosas no se han hecho bien, hoy tenemos la constatación de que no es así", ha dicho. El 'president' ha afirmado que denunciará la decisión judicial ante el mundo "porque es en el mundo donde esta batalla se ganará y se está ganando". Y también ha insistido en que la Generalitat no contempla pasos atrás. "No renunciaremos a nada y el marco de la legislatura seguirá siendo tan claro como ahora, con la voluntad de redactar una constitución catalana que debería ser refrendada", ha añadido, sin poner plazos porque es un "momento de enorme complejidad".

Un día antes Torra había expresado su convicción de que Catalunya será pronto una nación independiente. Lo hizo el mismo día en que su portavoz, Elsa Artadi, reconociera que no hay una hoja de ruta para alcanzar ese objetivo. "Aquí en la capital de Estados Unidos, donde valoramos la libertad y la dignidad de los pueblos, quiero proclamar que tengo la plena convicción de que Catalunya se unirá pronto a las naciones libres del mundo", dijo al inaugurar el Catalonia-America Council, una organización privada creada por el exdelegado del Govern en Washington Andrew Davis

Un pueblo "adulto"

A la pregunta de si está vendiendo falsas ilusiones a los catalanes, Torra lo ha negado categóricamente. "Los catalanes no se merecen que les vendamos ilusiones falsas ni les hablemos como un pueblo que no entiende la gravísima situación en la que estamos", ha dicho el 'president'. "Es lo suficientemente adulto para entender que siete meses después nos encontramos en una situación de enorme complejidad", ha afirmado.