Ir a contenido

GRIETAS INDEPENDENTISTAS

Ponsatí: "PDECat y ERC están muy ocupados en mantener sus posiciones y nóminas"

La 'exconsellera' lamenta en una entrevista en 'eldiario.es' que los dos partidos "no compartan estrategias"

El Periódico

La exconsellera Clara Ponsatí llegando a un juzgado de Escocia el pasado abril

La exconsellera Clara Ponsatí llegando a un juzgado de Escocia el pasado abril / RUSSELL CHEYNE

La 'exconsellera' de Ensenyament Clara Ponsatí ha criticado este lunes al PDECat y a ERC porque considera que "están muy ocupados en mantener sus posiciones y en dar una batalla por sus espacios, sus fronteras y sus nóminas" y ha lamentado que ambos partidos no compartan "estrategia y, a veces, ni objetivos".

En una entrevista a 'eldiario.es', Ponsatí ha asegurado que el independentismo no tiene "traducción institucional" por las divisiones entre partidos, pero que no existen problemas de unidad en el movimiento social, y ha declarado que "a nivel de bases es un movimiento muy transversal, donde no hay una ideología definida, pero este movimiento de bases generado a partir del 1-0 no tiene traducción institucional."

La 'exconsellera' ha destacado que apuesta por iniciativas que abandonen esta división, como unas primarias unitarias del independentismo cara a las próximas elecciones municipales, en la línea con la propuesta del filósofo Jordi Graupera para el Ayuntamiento de Barcelona.

'Jugamos la batalla mal y la perdimos'

Ponsatí ha lamentado que "la batalla del 1-O la jugamos mal y la perdimos", porque según ha reconocido, el Govern no supo actuar después del referéndum, aunque ha asegurado que "el independentismo no está derrotado como independentismo".

La 'exconsellera' ha admitido que el 1-O tenían "el momento en el que el mundo miraba con atención y simpatía" el movimiento independentista, pero que "no se jugaron bien las cartas" y que "el Govern debería haber convocado elecciones y asumir responsabilidades".

Sobre la investidura de Carles Puigdemont, Ponsatí ha apuntado que se debería haber llevado a cabo, ya que, según la 'exconsellera', "en el momento en que se paraliza la reelección de Puigdemont ya no hay nada que hacer, salvo volver a empezar". 

Consecuencias penales

Ponsatí ha apuntado que la investidura se debería haber hecho pese a las posibles consecuencias penales para los miembros de la Mesa del Parlament, y ha afirmado que "cuanta más gente haya en el exilio mejor", porque "tendrían más visibilidad".

La 'exconsellera' ha explicado que el motivo de su renuncia a ocupar de nuevo el cargo fue porque no se investiría a Puigdemont y ha criticado que "toda la historia de restitución de los 'consellers' ha tenido momentos cercanos a la caricatura". 

En el debate de restituir a los 'consellers' Ponsatí ha destacado que ella vio "deseos personales e intereses partidistas y que no quiso participar porque "hay un límite de ridículo" que quiere hacer por Catalunya.