Ir a contenido

CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno mantiene la mano tendida a Torra pese a romper con el Rey

Considera que la Generalitat dejará de representar a todos los catalanes si corta la relación con Felipe VI

El Ejecutivo se compromete a fijar las bases de la nueva financiación autonómica esta legislatura

Iolanda Mármol

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su intervención para hacer balance.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su intervención para hacer balance. / JOSE LUIS ROCA

El Gobierno evita alimentar una nueva espiral de tensión con Catalunya. En la crisis abierta entre la Generalitat y el Rey,  el Ejecutivo respalda la actuaciçon del monarca pero se muestra conciliador y no reprochará a Quim Torra su decisión de romper relaciones con Felipe VI.  Pedro Sánchez mantiene su empeño por normalizar la situación con el Govern, a pesar de la decisión del president de cortar el contacto institucional con la Casa Real. Más allá del desafío que la determinación del dirigente catalán implica, la voluntad en Madrid sigue siendo la de mantener los cauces abiertos a la “distensión”, máxime con la cita entre Sánchez y Torra prevista para el 9 de julio en la Moncloa.  

Poco después de que el president diera a conocer su decisión en una comparecencia institucional, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaà, subrayó la intención de mantener una actitud constructiva y defendió que “el más fuerte”, el Estado, debe “tender la mano”  a Catalunya. "La fase de denuncia ya la hicimos. Ahora toca iniciar la cura, el tratamiento, por eso nos vamos a mentener en este tono de diálogo", enfatizó, y dejó claro que la crisis con el Rey no será excusa para envenenar la voluntad de diálogo.

El Gobierno hace, no obstante, un difícil equilibrio y mientras tiende la mano a Torra, señala que la ruptura de relaciones con Felipe VI, puede llevar a una crisis de representatividad de la Generalitat. "Si la Generalitat desea no invitar al Rey será un problema, no para el Rey, que no recibe por ello ningún menoscabo, sí para Catalunya, porque significará que la Generalitat no representa a la totalidad de Catalunya”, argumentó en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

La portavoz defendió que Felipe VI pronunciase su discurso televisado tras el referéndum del 1-O, comparecencia que Torra le reprocha. El Gobierno, sin embargo, considera que el monarca "cumplió con su obligación y con las obligaciones constitucionales que tiene la Corona".

Sin concreciones

El Ejecutivo se comprometió este viernes a sentar las bases del nuevo modelo de financiación autonómica en esta legislatura y confirmó que no será hasta la próxima, tras las elecciones legislativas del 2020, cuando renovará el sistema. No avanzó, sin embargo, cuáles de los  "componentes" que integran la financiación serán modificados.