Ir a contenido

SESIÓN DE CONTROL

El Gobierno revisará la regla de gasto para dar oxígeno a los ayuntamientos

Sánchez aplaza la reforma de la financiación autonómica a la próxima legislatura

"La moción de censura supuso un cambio de época", defiende ante el Congreso

Iolanda Mármol

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención. / DAVID CASTRO

El Gobierno está dipuesto suavizar el corsé que asfixia a los ayuntamientos. El anuncio lo ha hecho este miércoles la ministra de HaciendaMaría Jesús Montero, en la primera sesión de control en el Congreso, en la que se ha comprometido a revisar el actual sistema, que impide a las corporaciones locales gastar buena parte de sus ahorros en determinados servicios públicos. "La regla de gasto está llamada a modificarse, a hacer un calculo más colectivo entre todos los que participan en ella", ha adelantado. 

Montero ha propuesto la creación de un grupo de trabajo que "defina mejor" la fórmula para calcular la regla de gasto y que esta limitación afecte lo menos posible a los ciudadanos. El tope está en los compromisos de estabilidad presupuestaria con la UE que el Gobierno de Pedro Sánchez asumirá como compromiso. La ministra ha criticado la "opacidad" con la que el anterior Ejecutivo formulaba el cálculo, algo que, a su juicio, generaba "incertidumbre" en los gobiernos municipales. 

Aligerar la regla de gasto es la reivindicación clave de los ayuntamientos. La semana pasada diez consistorios del 'cambio', entre ellos Madrid, Barcelona y Cádiz, se reunieron en el Congreso para consensuar el modo de forzar a Sánchez a suavizar la denominada 'ley Montoro'. 

Mejoras parciales de financiación

En la misma sesión de control, Sánchez se ha comprometido ante el Congreso a revisar el modelo de financición autonómica si gana las elecciones legislativas previstas para el 2020 y ha ratificado que, en el periodo que queda hasta entonces, el Ejecutivo solo puede introducir mejoras parciales.

En su primera sesión de control ante la Cámara Baja, Sánchez ha asegurado que en estos dos años el Giobierno mejorará la financiación de "todas y cada una de las comunidades autónomas" en especial de la Comunidad Valenciana y de todos los territorios que están claramente infrafinanciados. Habrá que esperar "a medio plazo", a la próxima legislatura, para "cambiar a fondo" un sistema que ha quedado obsoleto.

Su respuesta no ha gustado a Compromís. Su portavoz, Joan Baldoví, ha calificado de "jarra de agua fría" la decisión del presidente del Gobierno por no dar carpetazo a un modelo "injusto, caduco y abusivo". "No le votamos para que haga lo mismo que el PP", ha lamentado el dirigente valenciano. 

El PP ha vuelto a avivar el miedo a la ruptura de España y ha acusado al jefe del Ejecutivo de haber pactado con los independentistas para conseguir llegar a la Moncloa. El rifirrafe ha sido intenso con el portavoz popular, Rafael Hernando, quien ha señalado que la "lealtad [del PP] será con España, con la Constitución y con el Rey". 

Sánchez, sentado en la bancada azul en su estreno como presidente en la Cámara Baja, ha instado a los conservadores a no agitar el "agravio territorial" y les ha pedido que reflexionen. "La moción de censura supuso un cambio de época en la política española y ustedes tienen que aprender", ha recomendado.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.