Ir a contenido

Jordi Cuixart, reelegido presidente de Òmnium Cultural

Cuixart pide al soberanismo que "abandere la oferta de diálogo permanente" con el Estado

Mauri anuncia que inaugurarán una sede de la entidad en Bruselas

Júlia Regué

Jordi Cuixart, cuando entró a declarar con su abogada en la Audiencia Nacional, el pasado 6 de octubre.

Jordi Cuixart, cuando entró a declarar con su abogada en la Audiencia Nacional, el pasado 6 de octubre. / DAVID CASTRO

"Entré en la cárcel como presidente de Òmnium y quiero salir de ella como presidente de Òmnium". Jordi Cuixart no desfallece pese a cumplir este sábado ocho meses en prisión preventiva y, en esta misma fecha, los socios han apreciado su dedicación y le han reelegido con 28.151 votos (de los 28.183 emitidos), en una asamblea general celebrada en el pabellón de la Vall d'Hebron (Barcelona).

Cuixart ha ganado sin contrincantes. Su figura genera amplios consensos dentro de Òmnium y disfruta del apoyo incondicional de los suyos, que cada día 16 salen a las plazas para pedir su excarcelación y la del resto de políticos presos. Para postularse, se ha arropado por su círculo más próximo, el que congrega en la directiva actual: Marcel Mauri, que ejerce como portavoz desde su entrada en prisión y que retoma ahora el cargo de vicepresidente; la periodista Marina Llansana y el ingeniero industrial Joan Vallvé, quienes ocuparán las otras dos vicepresidencias.

Òmnium en Bruselas

En una carta escrita el 10 de junio en Soto del Real, Cuixart ha pedido que el soberanismo "no focalice su estrategia en el movimiento antirepresivo" y que "siga abanderando la oferta de diálogo permanente, sin pedir renuncias a nadie". Ha pedido aprovechar "este juicio contra la democracia" para "internacionalizar la vulneración de derechos y libertades en el Estado" y ha llamado a hacer de Òmnium "la principal entidad cívico-cultural de Europa".

Mauri ha anunciado que la entidad abrirá una sede en Bruselas para "denunciar ante Europa los ataques a las libertades y los derechos civiles" y "por si alguien vuelve a tener la intención de ilegalizarlos". Asimismo, se ha mostrado convencido de que el conflicto catalán se revolverá "democráticamente, y no en los juzgados llenos de injusticia". Ha clamado de nuevo por la liberación de los políticos presos y ha pedido "dejar de llorarlos y salir a reivindicarlos".

En un pabellón abarrotado, la representación institucional ha ido a cargo del 'president' de la Generalitat, Quim Torra, el presidente del Parlament, Roger Torrent, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, acompañados de otros dirigentes soberanistas de JxCat, ERC, CUP y los 'comuns'. También ha destacado la presencia de representantes de organizaciones civiles y sociales y de sindicatos.

"Salvar los derechos humanos"

"Òmnium nació para salvar las palabras. Ahora tenemos el reto de salvar los derechos humanos", enfatizó Cuixart en una de sus últimas cartas, entonadas en su nombre en la entrega del Premi de Honor a les Lletres Catalanes. En su programa, pide a los socios estar "preparados" ante una "represión" que "confirma que se vive un proceso de transición nacional". "Esto no va de renuncias, sino de defender la dignidad democrática", zanja su equipo.

La nueva junta quiere mantener la apuesta de las últimas campañas como 'Lluites Compartides' ('Luchas Compartidas'), que busca enlazar la resistencia antifranquista con las reivindicaciones protagonizadas las últimas décadas como la defensa de la lengua catalana, el derecho a una vivienda digna o la acogida de refugiados.

Especial vehemencia tomará también su última apuesta, 'Demà Pots Ser Tu' ('Mañana puedes ser tu'), lema con el que denuncian una "regresión de derechos", especialmente en el de la libertad de expresión.

La ANC deja en 'stand by' la lista de empresas

La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, ha defendido este sábado que las campañas que está preparando la entidad relacionadas con la economía son para "contrarrestar el catastrofismo económico" que, a su juicio, llevaron a cabo "o contribuyeron a hacer los partidos unionistas". En declaraciones a EFE-Televisión, ha subrayado que la entidad dejado en "stand by" esta iniciativa, aunque ha reconocido que está "analizando hacer campañas para contrarrestar toda esta campaña intensa, terrible de politización absoluta, de catastrofismo económico que se hizo en otoño".

Paluzie, que ha lamentado algunas informaciones que se han publicado sobre esta cuestión en los últimos días, se ha comprometido a que "cuando tengamos una campaña definida en este sentido de fortalecer este tejido de economía libre y despolitizada ya informaremos". 

A su juicio, durante esos meses finales del 2017, se "utilizaron mentiras, presiones políticas, un vínculo nefasto del Gobierno español entre política y economía, con presiones directas a empresas", y es por ello que la ANC se propone "denunciar que esta campaña de catastrofismo económico puede haber influido en una parte del voto unionista".

Para Paluzie, "las mentiras que se decían sobre que caería el PIB de Catalunya por el hecho de que las empresas cambiaran de sede se han demostrado totalmente falsas", como ya decían entonces algunos economistas, pero podrían haber creado miedo en determinados ciudadanos", quienes "atemorizados por el miedo a perder el trabajo hubieran podido optar por partidos unionistas influidos por esta campaña unionista".

La ANC, por otra parte, quiere "fortalecer ese espacio de empresas de economía catalana que es neutral, que no está politizada, que no se somete a presiones políticas del Gobierno para influir en la agenda política de los partidos y que deja que sea la política y los ciudadanos los que tomen libremente las decisiones políticas".

0 Comentarios
cargando