Ir a contenido

EL MODELO DE DESCENTRALIZACIÓN EN EL PARTIDO MORADO

Nueva brecha en Podemos por la alianza con IU en Andalucía

Teresa Rodríguez y Pablo Echenique se reúnen este viernes para atajar la crisis interna

La dirección nacional acusa a la formación andaluza de pretender un nuevo partido en la comunidad

Julia Camacho

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la líder andaluza, Teresa Rodríguez.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la líder andaluza, Teresa Rodríguez. / EFE / ROMÁN RÍOS

La cúpula de Podemos celebra este viernes el Consejo Ciudadano Estatal, el primero tras la elección de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno después de la moción de censura. Sin embargo, la atención del partido morado está puesta en la reunión previa que mantendrán el secretario de organización, Pablo Echenique, y la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, con la que se quiere zanjar la crisis interna abierta a cuenta del modelo de autonomía y descentralización que siempre ha defendido la líder andaluza.

La propuesta de Rodríguez de crear por su cuenta una plataforma con IU para lanzar una candidatura común, vía primarias conjuntas, cara a las próximas elecciones autonómicas se ha entendido por los afines al secretario general, Pablo Iglesias, como un intento de disolver el partido y crear una nueva formación.

La alianza ha desatado una espiral de declaraciones, intercambio de comunicados de las distintas familias e incluso dimisiones, como la de la diputada por Huelva en el Congreso Isabel Franco.

Afín a Iglesias, aseguró que la plataforma supone "desconectar, desenchufar y apagar" a Podemos en la comunidad. Aludía, en concreto, a la creación de una estructura denominada "grupo motor" donde ambas formaciones tienen el mismo peso, que tomaría las decisiones sobre las condiciones de la confluencia y que es vista como una 'ejecutiva paralela'. También hay recelos sobre las primarias conjuntas, que podría en algunos casos dejar a los líderes morados por detrás de los de IU.

Iglesias "resta" 

Desde la dirección andaluza niegan de plano cualquier intento de ruptura, y apuntan a que la plataforma, denominada inicialmente Adelante Andalucía, nace como la mejor manera de crear un espacio conjunto que sume a todos aquellos andaluces que no encuentran sitio bajo las siglas de Podemos o IU, ampliando así su base social. Se apoyan en los buenos datos que sus encuestas internas les dan sobre Rodríguez, y en que constatan además que el líder nacional "resta" en la región "porque la sobreexposición siempre quema", justifican.

Fuentes de la dirección del partido en Andalucía defienden, además, que en todo momento se ha respetado la voluntad de los inscritos, "porque no se entendería de otra forma". Hablan de un mandato de mayor espacio propio dado en las asambleas y recogido en la resolución del III Consejo Ciudadano Andaluz -el máximo órgano entre asambleas-, que apuntaba a "la necesidad de tener autonomía política, organizativa y financiera; una entidad jurídica propia; listas electorales que no se escriban todas con el mismo bolígrafo desde Madrid y, por último, tener las herramientas telemáticas para consultar a inscritos e inscritas, para convocar asambleas ciudadanas y para impulsar propuestas de abajo a arriba".

"Las elecciones en Andalucía no se ganan en Madrid pero las generales no se ganan sin Andalucía", repiten Rodríguez y los suyos para apelar a la necesidad de ser una formación fuerte con independencia y que antepone los intereses regionales a cualquier otro.

"Nos parecemos más al PP"

La propuesta de descentralización no solo está en Andalucía, pero es esta la región que más ha alzado la voz, defendiendo una especie de En comú Podem sureño. "¿Y por qué no?", plantean algunos. "Es que ahora internamente nos parecemos más al PP o a Ciudadanos que al PSOE", reprochan otras fuentes, que rechazan tajantemente que quieran romper el partido.

Su discurso siempre ha sido que no quieren "independizarse de Podemos", sino "ser un Podemos útil para la región y con las herramientas para ello". Una propuesta que choca con el planteamiento cada vez más centralizado de la dirección. Otras fuentes, sin embargo, apuntan motivos ocultos tras esta desconfianza de los movimientos de Rodríguez, que irían más bien en la línea de los recelos contra Anticapitalistas, más aún tras sus críticas a la compra del chalé de Iglesias e Irene Montero.

Ante el aumento de la tensión, el responsable de organización emplazó a Rodríguez a un encuentro y le recordó, de paso, cuatro reivindicaciones fundamentales del partido: la celebración de primarias propias e independientes, porque los cargos públicos de la formación regional tienen que ser elegidos por los inscritos de Podemos Andalucía; que la confluencia electoral tome forma jurídica de coalición; que el término Podemos aparezca en un lugar destacado en el nombre de la candidatura y, por último, que se pare la construcción de cualquier censo paralelo al margen de las personas inscritas de Podemos Andalucía.

Primarias previas

El acercamiento, en cualquier caso, parece que ha empezado a producirse. Echenique aplaude lo que considera una "rectificación" de Rodríguez al convocar primarias en Podemos antes de cerrar las listas electorales de la coalición en otras primarias conjuntas. Pero aún queda el escollo de la marca electoral y el censo propio. La líder andaluza insiste en que el nombre será lo último, y que el de Podemos irá en la marca electoral y en la papeleta.

Más compleja es la cuestión del censo donde los simpatizantes de esa confluencia deberían inscribirse para poder votar, y que se convierte de facto en un pulso de poder entre Madrid y Sevilla.