Ir a contenido

LA CORRUPCIÓN DEL PP

Ricardo Costa 'lleva' a Camps a declarar como investigado por la Fórmula 1

Declaran estes jueves en una causa aún secreta iniciada tras la confesión del exsecretario general del PP valenciano

El expresidente autonómico está investigado en otros dos procesos relacionadas con la llegada del Mundial a València

Nacho Herrero

Ricardo Costa, exsecretario general del Partido Popular valenciano, a su entrada en los juzgados este jueves

Ricardo Costa, exsecretario general del Partido Popular valenciano, a su entrada en los juzgados este jueves / Miguel Lorenzo

"Vengo a colaborar con la justicia". Así ha entrado Ricardo Costa, exsecretario general del PP de la Comunitat Valenciana, a la Ciudad de la Justicia de València, donde este jueves estaba citado a declarar en la causa aún secreta que lleva el Juzgado de Instrucción número 17 vinculada a los Grandes Premios de la Fórmula 1 en la capital valenciana.

Costa estaba citado como testigo, pues fue una declaración suya ante la Fiscalía Anticorrupción, en el marco de su estrategia defensiva de colaboración con la justicia, la que propició la apertura de la causa. Este lunes, el exnúmero dos del PP valenciano conoció su condena a cuatro años de prisión por el 'caso Gürtel', en el que el ministerio fiscal redujo los siete años que pedía inicialmente por su colaboración.

En cambio, durante la tarde está citado para declarar como investigado su exjefe, Francisco Camps, y el también exdirigente popular David Serra. Podría haber otros exaltos cargos del PP valenciano y de la Generalitat Valenciana con esa misma condición.

En total, Camps está investigado en tres causas diferentes de la F-1. La primera, por la que ya ha declarado, estudia las circunstancias que rodearon la negociación con Bernie Ecclestone para llevar el Mundial a València y la creación de Valmor, la empresa que debía gestionar el evento y que se cree que era una mera pantalla.

Prevaricación y malversación

En ella, la Fiscalía Anticorrupción ha pedido ya que se le procese "por un delito continuado de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos". Según su escrito, Camps "decidió de manera personal que se celebrara en València el evento, pensando en el beneficio electoral que le generaría en las elecciones autonómicas de 27 de mayo del 2007". Ahora falta por ver la decisión final de la titular del Juzgado de Instrucción número 2.

Otra de las causas abiertas investiga posibles irregularidades relacionadas con la construcción del circuito urbano de València, tanto en diseño conceptual como en algunas adjudicaciones para su plasmación en las calles de la ciudad. Algunas de las empresas que recibieron los encargos están en la lista de las que abonaron irregularmente actos de campaña del PP valenciano en el 2007 y el 2008.

El ideólogo

La declaración que hizo Costa en la fiscalía llegó después de que en el juicio por la financiación de los populares valencianos confesara las irregularidades que cometió, y situara a Camps como ideólogo del sistema. No se sabe si ha dado pie a más investigaciones como la que ha llegado este jueves al juzgado.