Ir a contenido

ACCIDENTE AÉREO

La Audiencia Nacional ordena abrir una nueva investigación por el Yak-42

La Sala de lo Penal pide a la juez Lamela una "instrucción suplementaria" para esclarecer si los restos humanos enterrados en Turquía pertenecen a alguno de los 62 militares fallecidos

Las víctimas piden "responsabilidades en todos los ámbitos" donde las hubiere

Miriam Ruiz

Funeral de las víctimas del Yak-42, el 28 de mayo del 2003 en la base de Torrejón de Ardoz (Madrdid). 

Funeral de las víctimas del Yak-42, el 28 de mayo del 2003 en la base de Torrejón de Ardoz (Madrdid).  / AP PHOTO / PAUL WHITE

"Esperamos que sea el inicio del fin de este martirio y podamos esclarecer toda la verdad". Quien habla es Mari Paz Fernández, viuda del comandante José Manuel Ripollès, fallecido en el accidente del Yak-42. La Audiencia Nacional ha ordenado que se abran nuevas diligencias para esclarecer si los restos hallados recientemente en Turquía pertenecen a alguno de los 62 militares que, como su marido, viajaban en el avión siniestrado en 2003. En una providencia a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, la Sección Primera de la Sala de lo Penal insta al Juzgado de Instrucción número 3, que dirige la juez Carmen Lamela, a que abra una nueva pieza y lleve a cabo "las diligencias que sean necesarias". Los magistrados entienden que la aparición de una pierna enterrada en un cementerio turco es "un hecho nuevo que debe esclarecerse", puesto que se trata de "restos que no se conocieron durante la instrucción de la causa".

La Abogacía del Estado pidió la reapertura de la ejecución de sentencia firme del Supremo de 2010, a lo que después se sumó la Fiscalía, que también optaba por no abrir un nuevo procedimiento. Sin embargo, el Tribunal entiende que "las diligencias que pide la Abogacía del Estado y la Fiscalía constituyen auténticas diligencias de investigación, pues se trata de averiguar si existen aún en Turquía restos de una de las personas fallecidas en relación con estos hechos, identificarlos y posteriormente trasladarlos a España".

Pieza separada

La juez Carmen Lamela ha emitido un auto en el que acuerda abrir una pieza separada de la causa que ya fue juzgada y archivada hasta en dos ocasiones por el entonces juez Fernando Grande-Marlaska, ahora nombrado nuevo ministro del Interior. Lamela entiende que no cabe la apertura de una "instrucción suplementaria", como le pedía la Sala, y pretende remitir a Turquía una comisión rogatoria y abrir un proceso para la repatriación de los restos, una vez se haya verificado que corresponden a los de una víctima del Yak-42.

Fue un familiar de uno de los fallecidos en el siniestro el que solicitó en enero al Ministerio de Defensa que preguntase a Turquía si aún permanecían restos de personas fallecidas en su territorio. Varios días después de que se cumplieran 15 años del accidente, las autoridades turcas informaban de que una extremidad inferior, cuya identificación no pudo determinarse en su momento, fue enterrada en un cementerio en 2003. Tras ello, el Ministerio de Defensa que todavía dirigía María Dolores de Cospedal, instó a la Audiencia Nacional a la apertura de un proceso de cooperación judicial para verificar la existencia de esa pierna.

Pedir responsabilidades

"Una vez que se compruebe que esos restos están en Turquía, ¿se va a poder investigar por qué esta información llega 15 años después y qué falló en el proceso?" indica Mari Paz Fernández. "Queremos pedir responsabilidades en todos los ámbitos, si las hubiere", señala. La asociación de víctimas del Yak-42 se disolvió en octubre, pero los familiares siguen en contacto y tratan de acordar posturas en cada nuevo paso a dar. Como el de solicitar a la nueva ministra de Defensa, Margarita Robles, una comisión de investigación en el Parlamento. O el de lanzar un mensaje al nuevo gobierno socialista: "Nos apoyó en su momento y ahora tiene la obligación de decir la verdad de lo que pasó y favorecer un juicio a los responsables que Fernando Grande-Marlaska archivó", indica Mari Paz en nombre del resto. El nombramiento del juez Fernando Grande-Marlaska como ministro del Interior no fue bien recibido entre las víctimas. "El señor Marlaska archivó la investigación del vuelo ilegal en su día, dando un cerrojazo en falso", recuerda Mari Paz Fernández, "y calificó de "intrascendente" el hecho de las no identificaciones de los nuestros". 

La ministra de Defensa quiso enviar un mensaje a las víctimas del Yak-42 durante su toma de posesión. A ellas les reiteró su "apoyo" y aseguró que pediría "perdón las veces que sea necesario". La portavoz de las víctimas agradece las palabras de Robles, pero le recuerda que hay un tema judicial pendiente: "No nos valen de nuevo disculpas y palmaditas".

Las víctimas confían en que la apertura de esta nueva línea de investigación del caso les permita solicitar que declaren los entonces responsables del Ejército y el Ministerio de Defensa para aclarar lo sucedido.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.