Ir a contenido

LA 'DIPLOMACIA CATALANA'

La Generalitat reabrirá cinco 'embajadas' clausuradas con el 155

El Govern prevé reactivar la semana que viene las delegaciones en EEUU, Reino Unido, Alemania, Italia y Suiza

Silvia Martinez / Bruselas

El conseller de Exteriors, Ernest Maragall

El conseller de Exteriors, Ernest Maragall / FERRAN SENDRA

La Generalitat prosigue con su ofensiva para reactivar su 'diplomacia' tras el paso del 155. El 'conseller' de Exteriors, Ernest Maragall, ha anunciado este jueves en Bruselas la intención del Govern de reabrir cinco de las polémicas 'embajadas' de la Generalitat, clausuradas con la intervención del autogobierno, "en las próximos dos o tres semanas".

La voluntad del Ejecutivo de Quim Torra es reactivar con urgencia las delegaciones en Estados UnidosReino UnidoAlemaniaItalia y Suiza, según ha explicado Maragall en una rueda de prensa en la 'embajada' catalana en Bruselas, "para poner el país en marcha". El anuncio llega después de que el Govern haya paralizado el desmantelamiento del Diplocat, ejecutado también con el 155.

En una segunda fase, y en un plazo de entre dos y tres meses, el nuevo Govern también pretende reabrir además de Londres, Roma, Berlín, Ginebra y Washington, otras oficinas en París o Lisboa así como en los países nórdicos y de aquí a finales de año delegaciones en otros países del Mediterráneo, Latinoamérica, Oriente Próximo y el Magreb.

“No solo será de representación y defensa de los intereses catalanes”, ha explicado Maragall en su primera visita a la representación. “La consejería de acción exterior será coherente con su denominación. Es decir, actuará” y “estará presente en los debates europeos”, ha añadido tras reunirse con trabajadores de la delegación y con los exconsellers Toni Comín y Meritxell Serret.

Maragall ha rechazado las críticas de aquellos que han acusado al Diplocat de partidismo y ha insistido en que es un organismo de proyección como el que tienen otros países semejantes. Al hilo de esto, ha rechazado que vaya a dedicarse a contrarrestar el discurso del ministro de exteriores, Josep Borrell, que quiere combatir desde su ministerio el discurso independentista y ha reclamado un diálogo sin condiciones, de igual a igual. A su juicio, no obstante, serán ellos quienes ganarán la batalla del relato aunque “el objetivo no es ganar el relato sino el escenario de diálogo”.

0 Comentarios
cargando