Ir a contenido

POLICÍA AUTONÓMICA

El 'conseller' Buch aparta a Ferran López como jefe de los Mossos tras poner su cargo a disposición

El comisario, tras acabar el 155, se puso a disposición del 'conseller' para seguir al frente del cuerpo o dónde él decidiera

Guillem Sànchez

Ferran López, a la salida del Tribunal Supremo tras declarar como testigo ante el juez Llarena el pasado 26 de febrero.

Ferran López, a la salida del Tribunal Supremo tras declarar como testigo ante el juez Llarena el pasado 26 de febrero. / DAVID CASTRO

El 'conseller' de Interior, Miquel Buch, ha decidido apartar de la jefatura de los Mossos d'Esquadra al comisario Ferran López, que ocupaba el cargo tras el cese de Josep Lluís Trapero en aplicación del artículo 155 de la Constitución. Fuentes de la 'conselleria' explicaron ya por la mañana que López había puesto su cargo a disposición de Buch, quien ha optado por no seguir contando con él.

Fuentes policiales cercanas a la cúpula del cuerpo han asegurado que, el pasado 4 de junio, el propio López le comunicó a Buch que él estaba en el puesto en aplicación del 155 y que, una vez levantado este, se ponía a disposición del 'conseller' para, o bien seguir de jefe del cuerpo, o bien ocupar el puesto para el que se le designara.

Finalmente, el 'conseller' no solo le ha apartado de la jefatura de la policía autonómica, sino que le ha comunicado que no volverá a su puesto anterior como segundo del cuerpo. Buch ha encargado al nuevo director general de los Mossos, Andreu Martínez, y a su equipo el análisis de la actual estructura del cuerpo y sus dinámicas para proponer, si se tercia, las medidas necesarias para reforzar la organización policial.

Asimismo, el 'conseller' de Interior ha encargado al actual comisario jefe de la Comisaria Superior de Coordinació Territorial, Miquel Esquius, y al comisario jefe de la Comisaria Superior de Coordinació Central, Joan Carles Molinero, que sigan dirigiendo de foma coordinada estos dos centros de mando durante esta etapa de análisis. Ambos dependerán directamente del director general.

Pendiente de procesamiento

La destitución de López llega después de que el mayor Trapero rechazara el pasado viernes la propuesta del presidente de la Generalitat, Quim Torra, de volver al frente de la cúpula de la policía catalana. Trapero, que está imputado por sedición por la Audiencia Nacional por el papel de los Mossos d'Esquadra el 1-O y durante el acoso a la comitiva judicial que el pasado 20 de septiembre registró la Conselleria d'Economia en una operación contra el referéndum unilateral, fue destituido por el Gobierno del PP horas después de que el 27 de octubre entrara en vigor el artículo 155 de la Constitución, por el que fue cesado el Govern en pleno.

El 'conseller' Buch, que en los últimos días también se ha reunido con todos los mandos de los Mossos d'Esquadra en el complejo Egara de Sabadell (Barcelona), la sede central de la policía autonómica, ha expresado a López su "comprensión" respecto a las razones que han motivado su renuncia, según Interior.

Además, le ha agradecido los servicios prestados en una etapa "especialmente compleja" para la gestión de los Mossos d'Esquadra, durante el periodo en el que estaban intervenidos por el Gobierno. En este sentido, según Interior, el 'conseller' ha indicado a López que tiene la voluntad de seguir contando con su "experiencia y profesionalidad" dentro de la estructura policial de los Mossos d'Esquadra.