Ir a contenido

SENTENCIAS DEL 2017

Màxim Huerta fue condenado por defraudar a Hacienda 218.322 euros

El ministro de Cultura dedujo como gastos por actividad artística injustificada un total de 148.702 euros

El Periódico

El nuevo ministro de Cultura, Màxim Huerta.

El nuevo ministro de Cultura, Màxim Huerta. / PACO CAMPOS (EFE)

El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, fue condenado en el 2017 por fraude fiscal en los ejercicios 2006, 2007 y 2008 cuando colaboraba en 'El programa de Ana Rosa', según dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dictadas en el 2017 y que este miércoles ha desvelado 'El Confidencial'. En total, defraudó a Hacienda 218.322 euros. [Sigue las últimas noticias sobre Máxim Huerta en directo.]

La inspección del fisco concluyó en el 2012 que en los tres ejercicios mencionados Huerta facturó 798.521 euros a través de la sociedad Almaximo Profesionales de la Imagen SL, de la que era único accionista y administrador desde enero del 2006 y que liquidó a finales del 2016.

Según Hacienda, el ahora ministro dedujo como gastos por actividad artística injustificada un total de 148.702 euros, lo que equivale a un fraude de 218.322 euros. Esta irregularidad le llevó a ser condenado a pagar 365.938 euros en total, incluidos un recargo del 50% de multa y los intereses de demora. Además, tuvo que pagar las costas de los dos juicios que se celebraron en el TSJC, que ascendieron a 4.840 euros.

Impuesto erróneo

Las sentencias del TSJC subrayan que el presentador utilizó su empresa para pagar menos impuestos, puesto que el impuesto de sociedades tributa al 25% mientras que si hubiera declarado sus ingresos a través del IRPF el tipo marginal sube hasta el 48%. Así, Huerta cargaba sus gastos a la empresa para deducírselos y luego se asignaba una cantidad anual que era la que tributaba en el IRPF a unos tipos más bajos que si hubiera tributado por todos sus ingresos.

"La sociedad ha realizado labores accesorias consistentes en la emisión de las facturas y gestión de su cobro y ha efectuado pagos y una parte importante corresponden a gastos ajenos a la actividad, que no añaden valor a la actividad personalísima del socio, que no asume riesgos ni aporta activos relevantes. Además, la sociedad solo dispone como inmovilizado material de un inmueble vivienda situada en Alicante ajeno a la actividad que tiene lugar en Madrid", señalan los autos.

"Conducta voluntaria y culpable"

El alto tribunal estima, asimismo, que la conducta del hoy ministro "no puede ser calificada sino de voluntaria y culpable" y destaca que no se puede "apreciar buena fe en su actuación en orden al cumplimiento de sus obligaciones fiscales".

En declaraciones a 'El Confidencial', el ministro de Cultura ha destacado que se encuentra "al corriente" de todas sus obligaciones tributarias "desde hace ya unos cuantos años".  Fuentes de la presidencia del Gobierno han señalado a EL PERIÓDICO que se van a poner en contacto de inmediato con Huerta y que esperan "aclarar la situación a lo largo del día".

0 Comentarios
cargando