INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Operación policial en busca del censo del referéndum del 1-O

Un jefe de gabinete técnico y el director del Idescat, en libertad con cargos

Los agentes registran la Conselleria d'Economia, una filial de Mediapro y el CTTI

La Policía Nacional ha detenido a una persona y está registrando la conselleria de Economía, el Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat (CTTI) y la empresa de comunicación Mediapro. / FERRAN NADEU (EFE VÍDEO)

Se lee en minutos

J. G. Albalat / G. Sánchez / Luis Rendueles / Barcelona / Madrid

La Policía Nacional ha practicado tres registros en diversos puntos de Barcelona que realizaba desde primera hora de este martes para averiguar como se obtuvo "de forma ilegal" el censo electoral para la celebración del referéndum unilateral sobre la independencia de Catalunya del 1-O y quien lo hizo, según fuentes de la investigación. Los agentes han detenido al jefe del gabinete técnico de la Conselleria de Vicepresidència, Economía i Hacienda, Daniel Gimeno, y el director del Institut d'Estadístique de Catalunya, Frederic Udina Abelló.  Los registros han finalizado a primera hora de la tarde. Los dos arrestados han quedado en libertad con cargos.

El despliegue de entradas y registros afecta a diversos edificios públicos y también a empresas privadas. Entre los primeros, la sede de la Conselleria de Economia, ubicada en la Rambla de Catalunya de la capital catalana, y el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat, en L'Hospitalet de Llobrega. Entre las empresas privadas, los agentes han entrado en la sede de Mediacloud, una filial de Mediapro que se dedica a la prestación de servicios de histing infromático (alquiler de espacio en la nube).

La policía ha permanecido apenas durante una hora en sus despendencias para efectuar una búsqueda en los servidores de internet alquilados a la Administració Oberta de Catalunya (AOC) de la Generalitat. La empresa ha informado que los agentes no han requisado ningún material, al no encontrar datos relevantes para su investigación, a la vez que han subrayado que "la diligencia ha resultado negativa, puesto que la policía ha establecido que no se ha detectado ninguna conectividad entre Mediaclound y AOC" y que sus servidores "no alojan" ninguna base de datos de la citada entidad.

Fuentes judiciales han precisado, por su parte, que la policía ha registrado en Mediaclound el lugar desde donde se controlan los certificados de envios de correos electrónicos de la Administración autonómica, dejando patente que esta empresa no está vinculada con la investigación que se está llevando a cabo por los preparativos del referéndum.

Unidad de ciberdelincuencia

La operación ha sido desarrollada por la Brigada de Información de la Policía Nacional de Barcelona por orden del Juzgado de Instrucción número 13 de la capital catalana, que investiga los preparativos del 1-0 y que mantiene como imputado a unas 40 personas, entre ellos altos cargos de la Generalitat. En la busqueda de datos sobre el censo electoral ha colaborado la unidad de ciberdelincuencia.

Los registros efectuados este martes parten de la documentación incautada el 5 de diciembre pasado en la sede central del Institut d'Estadistica de Catalunya (Indescat). Entonces también se busco datos sobre el ceso que el Gobierno de Carles Puigdemont utilizó para la consulta soberanista. En la Consellería d'Economia la policía ha entrado en el despacho del jefe del gabinete de técnico de la Conselleria de Vicepresidencia, Economia e Hisenda. Su respònsable, Daniel Gimeno, ha sido detenido, al igual que el director del Idescat, Frederic Udina. La policía también ha interrogado como testigos a cuatro funcionarios.

Personas de interés para las pesquisas

Fuentes de la Generalitat han confirmado que los agentes han inspeccionado de Gimeno, que estaba presente en su oficina. Este alto cargo de la Administración catalana es una de las 32 personas incluidas en un informe de la Guardia Civil remitido al juzgado por ser consideradas de "interés para la investigación" sobre los preparativos del 1-O. El listado se configuró a raíz de los correos del exsecretario de Hacienda, Lluis Salvador. 

Según la policia el Indescat, dirigido por Udina, constribuyó de forma activa en la cesión del Gobierno catalán de los ficheros del Registro de Población de Catalunya para el "censo global" de votantes para el referéndum, en una entrega que se hizo al jefe de gabinete de Economía, Daniel Gimeno, "sin que la cesión estuviera amparada por ningún marco legal". En el registro efectuado en el Indescat el pasado 5 de diciembre, la policía invertino un correo electrónico de Udina, del que los investigadores concluyen que hubo "cesión y entrega" a Gimeno de estos datos.

Noticias relacionadas

Además, en la agenda Moleskine intervenida a Josep Maria Jové, exnúmero dos del entonces vicepresidente Oriol Junqueras y actual diputado de ERC detenido el 20 de septiembre del año pasado) se detallaban posibles alternativas para conseguir los registros d elos que dispone el Indescat, para lo que anotó que se reunió con Udina con el objetivo de abordar la obtención de los datos necesarios para elabora el censo.

El titular del Juzgado de Instrucción número 13, Juan Antonio Ramírez, considera que los autores del censo electoral usado para el 1-O podrían haber cometido un delito de revelación de secretos en forma agravada, por afectar a un número elevado de personas y por que existen varias denuncias en la causa por este aspecto.

* Fe de errores

La Policía Nacional practicó ayer tres registros en diversos puntos de Barcelona para averiguar cómo se obtuvo «de forma ilegal» el censo electoral para la celebración del referéndum unilateral sobre la independencia de Catalunya del 1-O y quién lo hizo, según fuentes de la investigación. Los agentes detuvieron al jefe del gabinete técnico de la Conselleria de Vicepresidència, Economía i Hisenda, Daniel Gimeno, y al director del Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat), Frederic Udina Abelló, que quedaron en libertad con cargos. El despliegue de entradas y registros afectó a edificios públicos y empresas privadas. Entre los primeros, la sede de la Conselleria d'Economia, en la Rambla de Catalunya de Barcelona, y el Centre de Telecomunicacions y Tecnologies de la Informació (CTTI) de la Generalitat, en L'Hospitalet de Llobregat. En cuanto a las compañías, los agentes entraron en la sede de Mediacloud, una filial de Mediapro que se dedica a la prestación de servicios de histing informático (alquiler de espacio en la nube). DILIGENCIA «NEGATIVA» / La policía permaneció apenas una hora en sus dependencias para efectuar una búsqueda en los servidores de internet alquilados a la Administració Oberta de Catalunya (AOC) de la Generalitat. La empresa informó de que los agentes no requisaron ningún material, al no encontrar datos relevantes para su investigación, a la vez que subrayaron que la diligencia resultó «negativa», ya que la policía estableció que no se había detectado «ninguna conectividad entre Mediaclound y AOC» y que sus servidores «no alojan» ninguna base de datos de la citada entidad. Fuentes judiciales precisaron, por su parte, que la policía registró en Mediacloud el lugar desde donde se controlan los certificados de envíos de correos electrónicos de la Administración autonómica, dejando patente que esta empresa no está vinculada con la investigación que se está llevando a cabo por los preparativos del referéndum. La operación la desarrolló la Brigada de Información de la Policía Nacional de Barcelona por orden del Juzgado de Instrucción número 13 de la capital catalana, que investiga los preparativos del 1-0 y que mantiene imputadas a unas 40 personas; entre ellas, altos cargos de la Generalitat. En la búsqueda de datos sobre el censo electoral colaboró la unidad de ciberdelincuencia. Los registros efectuados ayer partieron de la documentación incautada el 5 de diciembre pasado en la sede central del Indescat. Entonces se buscaron también datos del censo que el Govern de Carles Puigdemont utilizó para la consulta soberanista. Además de practicar las dos detenciones, la Policía Nacional también interrogó como testigos a cuatro funcionarios. PERSONAS «DE INTERÉS» / Fuentes de la Generalitat confirmaron que los agentes inspeccionaron la oficina de Gimeno, que estaba presente. Este alto cargo de la Administración catalana es una de las 32 personas incluidas en un informe de la Guardia Civil remitido al juzgado por ser consideradas de «interés para la investigación» sobre los preparativos del 1-O. El listado se configuró a raíz de los correos electrónicos del exsecretario de Hisenda Lluís Salvador. Según la Policía, el Idescat, dirigido por Udina, constribuyó de forma activa en la cesión del Gobierno catalán de los ficheros del Registro de Población de Catalunya para el «censo global» de votantes para el referéndum unilateral del 1 de octubre, en una entrega que se hizo a Gimeno, «sin que la cesión estuviera amparada por ningún marco legal». En el registro efectuado en el Idescat el pasado 5 de diciembre, la Policía invertino un correo del director del organismo, del que los investigadores concluyen que hubo «cesión y entrega» de esos datos al jefe del gabinete técnico de Economia. Además, en la agenda Moleskine intervenida a Josep Maria Jové, exnúmero dos del entonces vicepresidente del Govern Oriol Junqueras y actual diputado de ERC -detenido el 20 de septiembre del año pasado-, se detallaban posibles alternativas para conseguir los registros de los que dispone el Idescat, para lo que anotó que se reunió con Udina con el objetivo de abordar la obtención de los datos necesarios para elabora el censo. El titular del Juzgado de Instrucción número 13, Juan Antonio Ramírez, considera que los autores del censo electoral usado para el 1-O podrían haber cometido un delito de revelación de secretos en forma agravada, por afectar a un número elevado de personas y por que existen varias denuncias en la causa por este aspecto.