Ir a contenido

RECELOS ANTE EL NUEVO GOVERN

Rivera: "No puedo hablar con los que dicen que mi país es una dictadura"

Ofrece a Sánchez "transaccionar" partidas que puedan ser objeto de enmiendas en los Presupuestos Generales para acordar así su aprobación

El Periódico / Agencias

El líder de Cs, Albert Rivera, en el pleno de la moción de censura encabezada por Pedro Sánchez. 

El líder de Cs, Albert Rivera, en el pleno de la moción de censura encabezada por Pedro Sánchez.  / DAVID CASTRO

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado este lunes que la líder del partido y de la oposición en Catalunya, Inés Arrimadas, "está deseando reunirse con el presidente de la Generalitat", pero no con una persona que es "racista" y que dice "que en España hay exiliados y presos políticos". "Con señores que dicen que mi país es una dictadura no puedo hablar nada", ha apostillado.

En una entrevista en 'TVE', Rivera ha incidido en que "está muy bien hecho lo que hizo" Arrimadas al negarse a participar en la ronda de contactos de Torra mientras mantenga la pancarta que pide la libertad de los independentistas en prisión preventiva en la fachada del Palau de la Generalitat. "Esto no es Venezuela, esto no es una dictadura, es una democracia europea", ha sentenciado.

En esta línea, ha afirmado que "el diálogo tiene condiciones y son la democracia" así que "si Torra deja de ser el 'racista Torra' y es un señor que es presidente autonómico, por supuesto" que habría diálogo con él, porque "no hay nada" que Ciudadanos desee más que "la vuelta al cauce constitucional y democrático en Catalunya" aunque esa "no es la realidad".

Riesgo de otro golpe 

"La realidad es que hoy en Catalunya se acosa a los que piensan distinto, que (la portavoz del Govern, Elsa) Artadi ha dicho que no descarta otro golpe a la democracia, que Torra tiene una pancarta diciendo que esto es una dictadura en una institución del Estado, que el Parlament no respeta a la oposición, que ha tenido que dimitir el letrado Mayor de la Cámara porque no le hacen caso a las advertencia, y que quieren hace purga en los Mosos d'Escuadra de aquellos que defendieron la Constitución", ha argumentado.

Cuestiona, en este contexto, que "la salida" del PSC y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sea "mirar a otro lado y dar más concesiones". "¿De verdad la señora Meritxell Batet (ministra de Administración Territorial) cree que dándole el control de los jueces a Torra vamos a salir de esta?", ha planteado.

En su opinión, es "mucho mejor ser realista y saber que este es un reto mayor en el que hay que llegar a acuerdos" y Ciudadanos, PP y PSOE, deben mantener una "posición conjunta" y advierte así de que "quien de momento se ha salido de la posición conjunta es el PSOE, que ha decidido en este caso que hay que ceder a aquellos que no respetan la democracia". "Estoy en el lugar opuesto a Sánchez", ha apostillado. 

Los Presupuestos Generales

El líder de Ciudadanos se ha mostrado dispuesto a apoyar al Gobierno para aprobar los Presupuestos Generales del Estado siempre que el presidente, Pedro Sánchez, comprometa una fecha próxima para las elecciones generales. En concreto, se ha ofrecido a "transaccionar" partidas que puedan ser objeto de enmiendas en los Presupuestos Generales para acordar así su aprobación y sacarlos adelante.

Sería, ha precisado, siempre que Sánchez ponga fecha a las elecciones generales y sean en los próximos meses, incluso con la posibilidad de coincidir con las autonómicas en Andalucía o "con las próximas elecciones", que son las autonómicas, municipales y europeas del 2019. 

Ruptura del constitucionalismo

En la misma línea que su líder, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha acusado al Gobierno del PSOE de "romper la unidad del constitucionalismo" con los planteamientos que está haciendo para Catalunya, como modificar la Constitución para "satisfacer a los separatistas" o recuperar partes del Estatut que fueron declaradas inconstitucionales. "Me gustaría preguntarle qué parte del Estatut inconstitucional quiere poner en funcionamiento y cómo lo piensa hacer: hay que tener respeto a las instituciones y al Estado de derecho", dijo.

Villegas ha lamentado también que el Ayuntamiento de Vic (Barcelona) denegara a Ciudadanos el permiso para celebrar un acto político en una plaza de este municipio el sábado pasado, tras lo cual la líder del partido en Catalunya, Inés Arrimadas, hizo unas declaraciones allí y fue recibida a gritos por parte de un grupo de independentistas.

"Se ha vuelto a ver de una forma cruda esa división que hay en la sociedad catalana y las coacciones de determinados grupos separatistas, comandos organizados que intentan acallar a los que queremos expresarnos en libertad", ha manifestado.