Ir a contenido

tras la entrevista con EL PERIÓDICO

PP y Cs se revuelven contra la mano tendida de Sánchez a Catalunya

Las palabras de Batet sobre la reforma constitucional y los presos enervan a la oposición

Txell Bonet, ha reclamado este domingo a la Justicia española y a las instituciones penitenciarias españolas el acercamiento de los políticos actualmente en prisión a cárceles catalanas

Xabi Barrena

Txell Bonet, pareja de Jordi Cuixart, en el acto organizado por Òmnium.

Txell Bonet, pareja de Jordi Cuixart, en el acto organizado por Òmnium. / RICARD CUGAT

Ha bastado que la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, concediera la primera entrevista como titular de la cartera, a EL PERÍODICO, para que sucediera lo que era más que previsible. PP y Ciudadanos han reaccionado con virulencia contra la ministra, en representación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dando a entender que en el ‘tema catalán’ ambas fuerzas de la oposición no van a dar ningún tipo de facilidad.

¿Qué dijo la ministra? Que el asunto de los presos, de su acercamiento, depende de los jueces y que ella vería bien que su traslado a centros catalanes. Si a esto se suma el anuncio hecho en un acto del PSC de abrir la posibilidad de reformar la Constitución y que, en la propia entrevista, expresó el deseo de que los partidos independentistas, así como los propios PP y Cs, se incorporen  a la comisión del Congreso que debe de abordar una reforma, ya se cuentan con los ingredientes para empezar a erosionar a Sánchez

Al hilo constitucional, la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, y diputada en el Parlament, , Andrea Levy, reprochó a Sánchez que "lo primero que haga" sea "contentar" a los independentistas con el anuncio de una reforma constitucional. Levy, además, afeó a Batet que hiciera tal anuncio "a espaldas" del partido que tiene "la mayoría en el Congreso y en el Senado", es decir, el PP.

Y sobre el acercamiento de los políticos presos a cárceles catalanas, Levy recomendó a Sánchez "que no interfiera" en la acción de la justicia al no ser "bueno" hacer concesiones políticas en temas que están "judicializados", y ha recriminado al presidente que utilice esta cuestión para hacer un "trueque" político.

Las letras de la hipoteca

Ciudadanos, por su parte, percutió en la misma idea del PP, la del retorno del apoyo a la moción de censura, por parte de Sánchez. Su diputada en el Parlament Sonia Sierra aseveró que Sánchez "está empezando a pagar las letras de la hipoteca" con los independentistas catalanes, primero con el levantamiento del control financiero y ahora”, en referencia a la entrevista a Batet, “que se vea con buenos ojos el acercamiento de los presos soberanistas.

Y sobre la reforma constitucional,la diputada de Ciudadanos ha explicado que su formación es una "firme defensora" de una modificación de la Carta Magna pero para acabar con los "privilegios" y para garantizar la igualdad entre comunidades, en ningún caso para "contentar a aquellos que quieren romper España".

Sierra también se ha mostrado muy crítica con la posibilidad de recuperar aquellos artículos del Estatut que fueron suspendidos por ser "inconstitucionales".

No todo fueron críticas a Sánchez. Los que decantaron la balanza de la propia moción de censura, el PNV, aplaudió la propuesta de reforma constitucional. El lehendakari, Iñigo Urkullu,que no partici`¿o en la cadena humana pro-derecho a decidir vasco, consideró "interesante" el planteamiento de llevar a cabo una reforma de la Constitución,aunque ha advertido de que la misma "necesitará mucho consenso".

La pareja de Cuixart

Las críticas a las palabras de Batet también llegaron del bando independentistas. Así, la pareja del presidente de Òmnium Cultural preso Jordi Cuixart, Txell Bonet, reclamó a la Justicia española y a las instituciones penitenciarias españolas el acercamiento de los políticos actualmente en prisión a cárceles catalanas. En un tuit que ilustra con la entrevista a Batet, Bonet se queja de los problemas vitales generados por los continuos desplazamientos a la prisión: "Instituciones penitenciarias puede evitar tal vulneración de los derechos humanos", ha opinado.

La pareja de Cuixart opina que con el acercamiento de los políticos encarcelados no se les daría "ningún privilegio" y que solo se cumplirían "las normas" y ha recordado que "la convención de derechos del niño dice que los niños pequeños deben tener los padres en la cárcel más próxima a ellos" y que "el código penitenciario dice que los presos deben estar lo más cerca posible de sus familias ". "No nos dan ningún privilegio, se trata de hacer cumplir las normas", remachó.

"Vivimos en una sociedad civilizada y estas cosas forman parte de este sistema", ha defendido Bonet, que asegura que este fin de semana ha llegado a los 44.300 kilómetros yendo y viniendo de la prisión. "Nosotros también estamos en una prisión, que es el tráfico entre casa y Soto del Real", aseguró. 

El diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián también medió acerca de lo dicho por Batet. Acerca de la eventual reforma de la Carta Magna, el republicano dio “a todos aquellos que hablan ahora de entendimiento y diálogo", unos conceptos de los que, a su juicio, el independentismo catalán "lleva hablando toda la vida". Tras remarcar que la moción de censura "no fue un 'sí' a Pedro Sánchez sino un 'no' a Rajoy y lo que representaba", Rufián ha señalado que "no espera mucho" de un gobierno que ha nombrado a "gente tan reaccionaria hacia el proceso de Catalunya como Borrell, Grande-Marlaska y Carmen Calvo".

El portavoz de ERC ha concluido que el nuevo Ejecutivo "lleva cuatro días de gobierno y sigue habiendo nueve personas secuestradas en Estremera, Alcalá Meco y Soto del Real".