Ir a contenido

Torra e Iceta remiten cualquier acercamiento a la reunión con Sánchez

El líder del PSC pide que el Govern reconozca el marco legal actual

Elsa Artadi replica que el Parlamento sirve para amoldar la ley a la ciudadanía

Xabi Barrena

Encuentro de Quim Torra y Miquel Iceta, el pasado 8 de junio, en la Generalitat.

Encuentro de Quim Torra y Miquel Iceta, el pasado 8 de junio, en la Generalitat. / ALBERT BERTRAN

Uno de los efectos colaterales de la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa ha sido la súbita conversión de Miquel  Iceta de líder de la cuarta fuerza parlamentaria a jefe de la oposición ‘in pectore’. No solo por su papel de intermediario entre los presidentes español y catalán, sino también por cierta desaparición de  Inés Arrimadas.  Precisamente ella tenía que abrir la ronda de consultas del ‘president’ Joaquim Torra con los partidos del Parlament y su negativa a acudir a un edificio, el Palau de la Generalitat, presidido por una pancarta de apoyo a los políticos presos ha dejado a Iceta el campo libre para aparecer, aun más, como la referencia opositiva al independentismo.

Tras 80 minutos de reunión, ambas partes coincidieron en que el encuentro había sido cordial. Iceta dejó claro que no deseaba para él el papel de intermediario o ‘peacemaker’ por cuanto creía que el papel de Sánchez y Torra es insustituible y deben de ser ellos los que aborden las cuestiones más sensibles. ¿Cuándo? Lo antes posible, han coincidido todos, por lo que es de prever que esta se produzca más o menos de inmediato.

Iceta también ha visto vías de colaboración en el rescate de las medidas aprobadas por el Parlament y suspendidas por el TC, tras el recurso del Gobierno. Incluso en aquellas cuestiones donde pueda haber una invasión competencial de la Generalitat, ha dicho, todo es posible si se realiza una negociación política en esos términos. Y es que , por lo que parece, el PSSC y el PSOE pretenden llevar el diálogo con la Generalitat al molino de la mera discudión competencial, es decir, autonómico.

El marco legal

“Sería deseable para el buen fin del diálogo y posible negociación que las dos partes”, es decir, la Generalitat, “hicieran un reconocimiento del marco legal existente”. Es decir, que como dijo Sánchez en el debate de la moción de censura, los contactos tengan siempre como techo la Constitución.

Y es obvio que la discrepancia de fondo, más allá de las buenas formas, sigue siendo sobre qué se va a discutir. La ‘consellera’ de Presidència, Elsa Artadi, ha dado la visión del Govern al encuentro. Y ha hecho un quiebro a la voluntad de Sánchez de moverse bajo el paraguas de la Carta Magna. “Nosotros creemos que un posible referéndum se puede situra en el ordenamiento legal actual. España ha firmado tratados donde se reconoce el derecho a la autodeterminación, por ser un derecho universal. Y además, consideramos que las Cortes españolas están para amoldar la legislación al deseo de la ciudadanía”, ha aseverado la portavoz.  

Las preguntas de Torra sobre la situación de los presos no han hallado réplica en el socialista que se ha mantenido en su línea de no avanzar postulados que solo caben al presidente del Gobierno. Iceta, eso sí, ha reconocido que la cuestión de los presos es muy importante.