Ir a contenido

PLENO EN EL PARLAMENT

Torra advierte a Sánchez de que no habrá rendición independentista

El 'president' exige al líder del PSOE que "asuma riesgos" con Catalunya

Anuncia la recuperación, el jueves, de las 16 leyes sociales suspendidas ante el TC

Xabi Barrena / Júlia Regué / Roger Pascual

Torra negociará con Sánchez pero dice que no habrá rendición independentista. / JOAN CORTADELLAS (VÍDEO: EUROPA PRESS)

Torra negociará con Sánchez pero dice que no habrá rendición independentista.
Quim Torra y Pere Aragonès en el pleno del Parlament.

/

Puesta de largo del Govern en el Parlament aun bajo los ecos de la moción de censura y la flamante presidencia del Gobierno de Pedro Sánchez. Y es con Sánchez, de talante, a priori, más dialogante que su antecesor en el tema catalán -y por tanto, más cerca se está de establecer contactos entre las trincheras-, donde afloran las muy diferentes visiones que del diálogo se tienen en la Moncloa y en el Palau de la Generalitat. Se resiste el independentismo a sentarse a negociar con el techo de la Constitución sobre la cabeza. Es decir, la condición que impone el líder del PSOE.

"Exigir la renuncia de los ideales para negociar significa, en el fondo, que no quieren negociar” ha aseverado el 'president' Quim Torra en referencia a la perenne advertencia de Sánchez, ahora, y Mariano Rajoy, antes, de que cualquier diálogo se circunscribirá dentro de los límites de la Constitución. "Nosotros seguimos" ha apuntado el jefe del Consell Executiu, "no hemos venido a rendirnos", ha aseverado a modo de advertencia. "Este es un Govern que defiende la república", ha sentenciado.

Por todo ello, Torra ha pedido a Sánchez que se "avenga a tratar con urgencia" el conflicto político catalán y le ha exigido "valentía y que asuma riesgos". 

Y no tardarà el Govern en poner a prueba el talante de Sánchez. Este jueves, según anunció el ‘president’, el Consell Executiu aprobará, de nuevo, las 16 leyes de carácter social que se hallan ahora suspendidas cautelarmente por el TC tras la interposición de otros tantos recursos por parte del Gobierno de Mariano Rajoy. "Espero que un Ejecutivo de izquierdas, como el del PSOE, no las suspenda de nuevo", ha retado el 'president'.

Más apoyo

Replicó Miquel Iceta que, gracias al cambio de rol del PSOE y, también, al de Ciudadanos, se configura como el jefe de la oposición real. Iceta orbitó alrededor de la idea de la falta de consenso civil en Catalunya para abordar una negociación que incluya elevar el techo negociador por encima de la Constitución. Y lo conveniente que sería que la posición negociadora de Torra se viera reforzada por una base de apoyo superior a la actual.

Iceta ha planteado al ‘president’ la pregunta del millón: “qué es hacer república”. En esta línea, el líder del PSC le ha instado en varias ocasiones a que si quiere cambiar las reglas del juego no valen procesos participativos sino que tiene que contar con dos tercios del Parlament, los que son necesarios para poder cambiar el Estatut. Mientras no tengan esta mayoría amplia, los socialistas recomiendan a Torra explorar la mejora de la financiación, las leyes recurridas ante el TC o demandas pendientes planteadas en su día a Mariano Rajoy por Artur Mas y Carles Puigdemont.

Precedió a Iceta Arrimadas, quien en su línea de crítica de amplio espectro acusó  a Torra de llegar a la Generalitat para "repetir los mismos errores" que su antecesor, Carles Puigdemont, decidido a "dinamitar el Estatut y la Constitución" con su nuevo equipo. Ha cargado contra el 'president' por diseñar un gobierno en el que pretendía incluir "más imputados que mujeres" y ha repasado los perfiles de los nuevos 'consellers'.Y  es que para Arrimadas, el plan del nuevo Govern de Quim Torra se resume en "victimismo" y "confrontación": "Ha prometido a los suyos un Estado propio en forma de república y le va a dar un CDR en forma de Govern, dirigido solo a los que lleven un lazo amarillo", ha afeado al 'president'.

La visión de la CUP no fue menos crítica.  Natàlia Sànchez ha reprochado a Torra que se dé por contento con la gestión de "las migajas de la autonomía" y que lo haga asentado en el “neoliberalismo”.. "Ni gobierno restituido ni efectivo, esto es un gobierno que acata", ha censurado, y ha añadido que "no van por el buen camino" si quieren un Ejecutivo apoyado por 70 diputados.

0 Comentarios
cargando