Ir a contenido

NUEVO GABINETE

La RAE dictamina que hay que decir Consejo de Ministros aunque las ministras sean mayoría

Las redes sociales impulsan con la etiqueta #ConsejodeMinistras el cambio de denominación

El Periódico / Barcelona

Los nuevos ministros de Pedro Sánchez, de izquierda a derecha y de arriba a abajo: Carmen Calvo, María Jesús Montero, Josep Borrell, Meritxell Batet, Carmen Montón, José Luis Ábalos, Teresa Ribera y Nadia Calviño.

Los nuevos ministros de Pedro Sánchez, de izquierda a derecha y de arriba a abajo: Carmen Calvo, María Jesús Montero, Josep Borrell, Meritxell Batet, Carmen Montón, José Luis Ábalos, Teresa Ribera y Nadia Calviño.

Las mujeres van a ser mayoría entre los ministros de Pedro Sánchez. Eso ha llevado a muchos a proponer que, en lugar de Consejo de Ministros, a ese gabinete se le denomine Consejo de Ministras. Tanto es así, que en Twitter se ha creado la etiqueta #ConsejodeMinistras para reivindicar ese cambio.

Algunos usuarios han contactado con la Real Academia de la Lengua para preguntar si gramaticalmente sería correcto el cambio de género. Sin embargo, la RAE se ha mostrado inflexible, señalando que el uso del femenino para referise a un grupo implica que este "incluye solo mujeres". La RAE sostiene que para un colectivo en que hay hombres y mujeres ha de emplearse el conocido como masculino genérico. Señala que "el valor genérico del masculino gramatical" está "fuertemente asentado en el sistema lingüístico del español ( y de otras lenguas románicas) desde sus orígenes"

No obstante, como alertó en una entrevista con la revista Jotdown la filóloga Inés Fernández-Ordóñez, que ocupa el sillón P de la RAE, el uso del masculino genérico puede suponer que no se de a entender la presencia de mujeres. "Desde un punto de vista psicolingüístico, es verdad que hay bastantes estudios que dicen que cuando se usan los plurales masculinos el hablante no suele entender que el grupo incluya a las mujeres. Es decir, que cuando a un niño se le dice «los niños» no necesariamente piensa en un colectivo de niños y niñas", afirmó Fernández-Ordóñez, que se mostró partidaria del uso de dobletes. 

"Mi postura es que en el lenguaje administrativo, en el que se ofrecen puestos de trabajo, todos aquellos documentos que tengan una alocución pública que tenga una audiencia masculina y femenina pueden contemplar perfectamente los dobletes si se cree necesario para evitar ambigüedades. En definitiva, es una decisión de los hablantes, si deciden utilizar estos dobletes, prosperarán", remachó.

0 Comentarios
cargando