Ir a contenido

EL NUEVO GABINETE

Sánchez sitúa a mujeres en los puestos clave del Gobierno

Calvo será vicepresidenta y en Economía, Hacienda, Sanidad y el área territorial también habrá ministras

El presidente prima la solvencia sobre las disputas internas para disipar las dudas ante el Ejecutivo

Juan Ruiz Sierra

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado lunes. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado lunes.  / JOSÉ LUIS ROCA

Los nombramientos llevados a cabo por Pedro Sánchez para su Gobierno trasmiten señales muy claras. El nuevo presidente, sin experiencia de gestión hasta el momento, busca rodearse de dirigentes de solvencia y amplia trayectoria para disipar las dudas sobre su mandato. A diferencia de lo que hizo cuando dio forma a la ejecutiva del PSOE tras recuperar el liderazgo del partido, un proceso en el que primó la fidelidad frente a otros factores, esta vez Sánchez no ha valorado por encima de otros motivos quién apoyó o dejó de apoyar su candidatura a la secretaría general socialista. Y tercer mensaje: el jefe del Ejecutivo ha situado a mujeres en los puestos clave.

En su primera intervención durante el debate de la moción de censura que desalojó a Mariano Rajoy de la Moncloa a raíz de la durísima sentencia sobre el ‘caso Gürtel’, Sánchez se detuvo en la capacidad transformadora de la huelga feminista de hace tres meses. "Este país cambió el 8 de marzo. Y lo hizo de una forma tal que terminó proyectando al mundo entero la imagen de una sociedad que no tolera la existencia de brechas de género. También la de una sociedad beligerante contra la violencia de género. Abordar en consecuencia la lucha contra la desigualdad salarial y en el empleo entre mujeres y hombres va a ser un objetivo prioritario para el Gobierno", dijo el líder del PSOE.

Sánchez ha dado muestras de haber interiorizado ese "objetivo prioritario". Todavía faltan por conocer quiénes ocuparán carteras tan importantes como las de Defensa, Interior, Justicia, Educación, Trabajo y Agricultura (las dudas se disiparán el miércoles), pero entre los nombres que ya han trascendido las mujeres son amplia mayoría. Empezando por Carmen Calvo, que será vicepresidenta y titular de Igualdad, un área a la que Sánchez, en otra muestra de su compromiso en este campo, ha vuelto a dar rango de ministerio. Calvo es una de las dirigentes socialistas en las que el nuevo presidente deposita más confianza. Tuvo un enorme papel tanto en la negociación para la puesta en marcha del artículo 155 de la Constitución en Catalunya como en las recientes conversaciones con los grupos parlamentarios para que prosperara la moción. La vicepresidenta será la segunda en el escalafón del Gobierno, solo por debajo del propio Sánchez. Su trabajo será parecido al que en su día desempeñó María Teresa Fernández de la Vega con José Luis Rodríguez Zapatero, aunque sigue sin estar claro quién ejercerá ahora de portavoz del Gobierno.

Los departamentos económicos también estarán dirigidos por mujeres. La ministra de Economía será Nadia Calviño. Directora general de Competencia con Pedro Solbes, Calviño protagonizó después una meteórica carrera en Bruselas, donde en la actualidad ejercía de directora de Presupuestos de la Comisión Europea. En Hacienda, la responsable será María Jesús Montero, consejera del mismo ramo en el Gobierno andaluz. Montero no forma parte del círculo más cercano de Susana Díaz, rival de Sánchez en las primarias, pero su nombramiento supone una apuesta por la integración en el Ejecutivo socialista. En otro fichaje proveniente de una autonomía gobernada por el PSOE, la cartera de Sanidad estará dirigida por Carmen Montón, una dirigente siempre leal al secretario general, que se ocupaba de esta materia en la Generalitat valenciana.

Dos representantes catalanes

Meritxell Batet, cabeza de lista del PSC en las últimas generales, será la segunda representante catalana en el Ejecutivo, junto a Josep Borrell, que se ocupará de Asuntos Exteriores. Su departamento se encargará de la política autonómica, pero su nombre oficial aún no está definido. Fuentes socialistas señalan que la fórmula será similar a "asuntos territoriales", una muestra de la importancia que Sánchez quiere otorgar a la crisis en Catalunya.

Del grupo de ministras también formará parte Teresa Ribera como titular de Medio Ambiente, pero en el PSOE se da por hecho que se verá ampliado por Margarita Robles, hasta ahora portavoz parlamentaria, en una cartera todavía por determinar, probablemente en Interior o Defensa. Su sustituta en el Congreso será Adriana Lastra, vicesecretaria general y mano derecha en el partido junto a José Luis Ábalos, nuevo ministro de Fomento.  

0 Comentarios
cargando