Ir a contenido

RELEVOS EN LA CÁRCEL

Aragonès denuncia las condiciones carcelarias del traspaso de carteras

El vicepresidente del Govern se queja de que la visita de Capella y Maragall a Junqueras y Romeva ha durado 40 minutos y ha tenido lugar a través de un cristal

ACN

Pere Aragonès, ante una imagen del exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras.

Pere Aragonès, ante una imagen del exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras. / RICARD FADRIQUE

El nuevo vicepresidente del GovernPere Aragonès, ha denunciado las condiciones de la visita que ha realizado junto con los consejeros Ester Capella y Ernest Maragall a la cárcel de Estremera para hacer el traspaso de carteras con los consejeros destituidos Oriol Junqueras y Raül Romeva.

"No son las condiciones adecuadas para representantes del Gobierno y que se habían dado en otras ocasiones: no hemos tenido ni sala de trabajo ni tiempo suficiente para hacer un buen intercambio de los planes de trabajo", ha lamentado. La visita se ha hecho en el locutorio habitual donde los presos y las visitas están separados por un cristal y solo han dispuesto de 40 minutos para cada uno.

Además, ha denunciado "la arbitrariedad" del Ministerio del Interior para no permitir las visitas del resto de consejeros. A pesar de las condiciones, Aragonès aseguró que han tenido tiempo de trabajar "a fondo" y añadió que la acción de las consejerías de Junqueras y Romeva se mantendrá en la misma línea. "Hemos trasladado las prioridades de cada departamento que, evidentemente, coinciden con el trabajo hecho anteriormente", dijo.

Venganza por adelantado

También afirmó que les ha encontrado "fuertes". "No están ni avergonzados ni se sienten culpables porque no han cometido ningún delito", ha manifestado desde las puertas de Estremera antes de añadir que su encarcelamiento preventivo es "una venganza avanzada a la sentencia".