Ir a contenido

ENTREVISTA EN TV-3

Torra planteará ante Sánchez el derecho de autodeterminación de Catalunya

El 'president' no aclara si su Govern desobedecerá las leyes

"En España no hay justicia como se entiende en un país democrático", asegura

Daniel G. Sastre

Quim Torra pide soluciones al nuevo presidente del Gobierno español. / EFE VÍDEO

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ofreció pocas respuestas claras en su primera entrevista en TV-3. No aclaró, por ejemplo, si entra en sus planes desobedecer las leyes para culminar el "proceso de independencia" que afirma estar impulsando. Y tampoco concretó qué peticiones hará a Pedro Sánchez en la reunión que ambos tienen previsto celebrar -pero que aún no tiene fecha-, más allá de que le planteará el derecho de autodeterminación de Catalunya.

En línea ambigua que mostró durante su participación en las jornadas del Cercle d'Economia hace unos días, el 'president' parecía querer esquivar los asuntos más controvertidos. Cuando el director de TV-3, Vicent Sanchis, le preguntó por ejemplo "qué viene después" de la recuperación del "Govern autonómico" -que tomó posesión el pasado sábado-, Torra respondió: "Avanzar, ir creando momentos".

Sí dejó clara, sin embargo, la gran influencia que el 'expresident' Carles Puigdemont tendrá en la nueva etapa. Torra, que se ha declarado vicario de su mentor, afirmó que Puigdemont "representa el liderazgo del movimiento independentista", y que por tanto es normal que le consulte sus movimientos. "Es lógico que hable con él para trazar las líneas estratégicas. Me parece naturalísimo que comparta con él lo que tengo que hacer en cada momento", admitió.

De hecho, los presos y los políticos que salieron de Catalunya después de la DUI de octubre protagonizaron gran parte de la entrevista. Torra, que desveló que alguno de sus hijos simpatiza con la CUP, se mostró convencido que ni el 'expresident' ni el resto serán extraditados. "Puigdemont no será extraditado. Ni extraditará Escocia, ni Suiza. Hay un proceso judicial en España, pero estas victorias deben acabar influyendo en este proceso judicial. Donde hay justicia, ganamos. En España no hay justicia como se entiende en un país democrático", aseguró.

Intercambio de mensajes con Sánchez

En cuanto a su relación con el nuevo presidente del Gobierno español, Torra dijo que ha intercambiado con Sánchez algunos mensajes, y que han quedado en verse "lo más pronto posible". ¿Qué le pedirá en esa reunión? El 'president' dijo que le exigirá explicaciones sobre tres cosas: el respeto a los derechos civiles y las libertades públicas, la restitución de las leyes sociales paralizadas por el Tribunal Constitucional y cuál es su posición sobre el derecho de autodeterminación de Catalunya.

"Necesito saber cuál es el proyecto de Sánchez para Catalunya", insistió. Pero fue evidente que Torra no quería empezar con mal pie con el nuevo presidente español. Hasta el punto de que prefirió pasar por alto las acusaciones que el líder del PSOE lanzó sobre él hace pocas semanas, cuando lo tildó de "racista" o "supremacista".

Esas acusaciones, fundadas en artículos y tuits que el hoy 'president' escribió hace unos años, le han llegado tambie'n desde otros ámbitos. El socialista Alfonso Guerra, por ejemplo, le llamó directamente "nazi". Torra avisó de que presentará "una querella tras otra" a quien insista en ese insulto.