Ir a contenido

RESACA DE LA OPERACIÓN ERIAL

Zaplana dimite como consejero de Logista antes de que lo destituyan

Solo en el 2017 cobró casi 100.000 euros de la compañía de distribución

Telefónica ya suspendió su relación laboral con el exministro tras ser detenido

Nacho Herrero

Eduardo Zaplana, el pasado mes de enero, en una entrega de premios.

Eduardo Zaplana, el pasado mes de enero, en una entrega de premios. / MIGUEL LORENZO

El consejo de administración de Logista ha comunicado este martes a la CNMV que acepta la dimisión como vocal independiente del expresidente de la Generalitat valenciana y exministro de Trabajo Eduardo Zaplana "como consecuencia de su actual procesal".

La compañía de distribución hace así referencia al hecho de que el político murciano está desde el pasado jueves en prisión preventiva y sin fianza, acusado de haber cobrado comisiones millonarias al frente del Gobierno valenciano y de haber tratado de blanquearlas.

Al ponerse en marcha la operación Erial hace ahora una semana, Logista tomó la decisión se prescindir de él como consejero independiente y así se lo hizo llegar, aunque en el caso de que no hubiera dado el paso de dimitir habría tenido que convocar una junta de accionistas para destituirle.

Renovación por cuatro años

Zaplana ha estado desde el 2012 en el consejo de la compañía cuyo propietario mayoritario es la inglesa Imperial Tobacco y hacía pocos meses había conseguido renovar otros cuatro años en un cargo por el que en el 2017 cobró 99.000 euros, según consta en la CNMV.

Más tiempo estuvo en Telefónica, que también decidió cortar la relación laboral que mantenía con él tras haber sido arrestado. Después de abandonar la bancada popular en el 2008, Zaplana fichó como delegado para Europa de la compañía, aunque tras cuatro meses dejó el puesto y se convirtió en adjunto al secretario general técnico de la presidencia y se quedó en el consejo de administración, en el que estuvo hasta el 2012. Su salida no significó que dejara la empresa.

Al conocerse su detención, la compañía, que nunca ha querido informar de sus emolumentos, anunció que suspendía "con carácter inmediato su relación laboral, en el área de asuntos públicos". Desde entonces no se ha vuelto a pronunciar, aunque podría hacerlo en la junta general de accionistas que debe celebrar el próximo 8 de junio.