Ir a contenido

DISCURSO ANTE LOS DIPUTADOS SOCIALISTAS

Sánchez inicia los contactos para echar a Rajoy de la Moncloa

Iglesias anuncia que si el PSOE fracasa, presentará su propia moción de censura

Los socialistas hablan con Podemos, Cs, Compromís, ERC, PDECat y PNV ante el debate del jueves y viernes

Juan Ruiz Sierra

Pedro Sánchez, durante la reunión con el grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados. / JOSÉ LUIS ROCA (VÍDEO: EFE)

A dos días de que se debata en el Congreso la moción de censura a Mariano Rajoy por la condena al PP en el ‘caso Gürtel’Pedro Sánchez ya ha comenzado a contactar con los grupos parlamentarios para cosechar su apoyo a la candidatura que encabeza. Los socialistas, a través del propio secretario general o de sus colaboradores, ya han contactado, al menos, con Unidos Podemos, Compromís, ERC y el PDECat. 

Mientras tanto, Iglesias avisa: si el viernes Sánchez no logra respaldo suficiente, Podemos podría buscar "otra fórmula" para "echar al PP" del Gobierno. ¿Cómo? Impulsando su propia moción de censura, en lugar de prestar a Cs los tres diputados que necesita (opción que venía barajándose en las últimas horas) . "Nosotros no necesitamos prestar a Ciudadanos. Estaríamos dispuestos a dialogar con Ciudadanos y ya veríamos. Pero quien tien 67 diputados seríamos nosotros", ha explicado en los pasillos del Congreso. De esas conversaciones debería salir un nombre de consenso para presidir ese gobierno, ha señalado, y se ha autodescartado para ocupar ese lugar.  "Si Pedro fracasa el viernes habrá que ponerse a hablar", ha anunciado. 

Con Pablo Iglesias, el líder socialista ha tenido una conversación telefónica, después de que el secretario general de Podemos enviara un mensaje a Sánchez al conocer su intención de censurar al presidente del Gobierno. El candidato y Joan Tardà, portavoz parlamentario de los republicanos, tuvieron una conversación el lunes por la noche, en la que Sánchez pidió al dirigente de ERC que en adelante hablase con José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE. Ábalos, junto a la secretaria de Igualdad, Carmen Calvo, es el principal asesor de Sánchez en su intento de expulsar del poder a Rajoy, y también se ha reunido este martes con el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, quien le ha trasladado la intención de los diputados valencianos de votar a favor del aspirante socialista. El líder del PSOE ha enviado, asimismo, mensajes al portavoz del PDECat, Carles Campuzano, y también ha tenido contacto con la coordinadora general de los posconvergentes, Marta Pascal. Sánchez llamó el lunes por la noche al presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y según fuentes socialistas, su líder en Euskadi, Idoia Mendia, está también haciendo de enlace. Desde Ciudadanos insisten en que el PSOE no se ha puesto en contacto, pero fuentes de la dirección socialista desmienten esta versión. Sí ha habido "conversaciones", señalan en el PSOE. 

El entorno del secretario general insiste en que no se ha abierto de momento ninguna negociación, y menos aún con los independentistas. Los contactos, señalan en la dirección del PSOE, son de "cortesía" y forman parte de las "obligaciones" de Sánchez como candidato a la Moncloa. 

La oferta

Al mismo tiempo, Sánchez ha ofrecido este martes por la mañana a todos estos grupos, de ERC a Ciudadanos, “consensuar” la fecha de las elecciones generales. Pero solo después de haber desalojado de la Moncloa al presidente del Gobierno.

El líder del PSOE no quiere atarse las manos con una fecha electoral. Tampoco que las generales se celebren de forma inmediata, como reclama Ciudadanos, que lidera casi todas las encuestas al calor de la crisis territorial en Catalunya. La idea de Sánchez pasa por “normalizar” primero España, un mensaje que también incluye su intención de usar su hipotético mandato al frente del Ejecutivo como trampolín hacia las generales.

Lo inmediato, ha dicho este martes el secretario general de los socialistas, es echar a Rajoy. El resto, las medidas de gobierno y el momento de los comicios, se abordará después. “Pido que consensuemos todos juntos la censura necesaria que quiere la ciudadanía y que posteriormente tendamos puentes para normalizar la vida política y convoquemos elecciones”, ha trasladado Sánchez durante una reunión con los parlamentarios de su partido.

Presión a Ciudadanos

El candidato a la Moncloa también ha aprovechado su discurso para presionar a Cs, que ya ha anunciado su voto en contra de la moción de censura. Si lo mantiene, los socialistas dependerán del PNV y de ERC y el PDECat. No es el camino preferido por el PSOE, pero Sánchez está dispuesto a recorrerlo, subrayando que no piensa “negociar nada” con los independentistas catalanes.

Sin citar a Albert Rivera, el líder socialista ha dicho: “Aquellos que pueden estar defendiendo el ‘no’ a esta moción de censura, hay que preguntarles en qué posición queda la democracia española si Rajoy sigue siendo presidente del Gobierno. En qué posición quedará cuando se conozcan las próximas sentencias sobre el PP. Lo importante es trasladarles que no hay ningún cálculo político o electoral que justifique la permanencia de Rajoy como presidente del Gobierno".

Como el día anterior durante el comité federal en el que recibió el visto bueno de su partido a la moción de censura, con la condición de que no pacte con el secesionismo, Sánchez ha centrado el debate en Rajoy. "La pregunta es muy clara: si tras conocerse la sentencia de la 'Gürtel', Rajoy puede seguir como presidente del Gobierno. La respuesta tiene que ser un sí o un no. No hay posiciones intermedias", ha argumentado.

0 Comentarios
cargando