Ir a contenido

LOS PARTIDOS SOBERANISTAS

ERC consultará con Junqueras su aval a la moción de censura

El PDECat duda de que el PSOE "vaya en serio" y que no sea simple "postureo"

PNV y EH Bildu esconden las cartas pero apuntan al 'sí' a Sánchez

Xabi Barrena

Carles Campuzano, portavoz del PDECat.

Carles Campuzano, portavoz del PDECat.

La transparencia, cuando no el entusiasmo, hace mala pareja de baile con el suspense político. La moción relámpago promovida por el PSOE sumó de inmediato a su carro a los partidos independentistas, lo que, obviamente, les sitúa fuera de los focos mediáticos que rodean siempre a los dubitativos. Quizá por ello, tanto ERC como el PDECat han puesto este lunes un poco de sordina a su entregado apoyo a Pedro Sánchez en pos de expulsar a Mariano Rajoy de la Moncloa. Los republicanos para ello han tirado de su líder, Oriol Junqueras, y han afirmado que le consultarán (a él y a la secretaria general, Marta Rovira) qué posición tomar y, en todo caso, que contrapartidas exigir. Lo cierto es que el ‘sí’ a Sánchez está más que garantizado, ni que sea por aquello de que cuanto peor esté el enemigo, en esta caso el Gobierno del Estado, mejor para el secesionismo.

Tres cuartos de lo mismo sucede en el espacio posconvergente. Más allá de la reticencias mostradas por Junts per Catalunya, que no ven ninguna ganancia en pasar del PP al PSOE al frente del Ejecutivo, el PDECat, vía su portavoz, Carles Campuzano, ha exigido al PSOE que aclare si la moción de censura "es un simple postureo" o si de verdad pretende echar al presidente Mariano Rajoy.

"Si es un simple postureo, los ciudadanos no se merecen que el PSOE juegue con la expectativa cuando hay un hartazgo por la corrupción, por la incapacidad de Rajoy a asumir responsabilidad y por la necesidad de empezar un nuevo ciclo político en Catalunya", ha relatado.

Alumnos de HItchcock

Los otros partidos soberanistas del Congreso, PNV y EH Bildu, sí han demostrado ser buenos alumnos de Alfred Hitchcock. El PNV, por ejemplo, no suelta prenda sobre qué votará el viernes. Aunque parece claro que se van a decantar por aquella opción que mantenga bien lejos unas elecciones generales y que, por tanto, dé tiempo a deshinchar el globo demoscópico de Ciudadanos, el partido que se ha erigido en enemigo de las finanzas vascas al proponer el fin del concierto económico. Un ‘casus belli’ para los vascos. Tomando en cuenta que Rivera ha ofrecido pactar una convocatoria de elecciones a Rajoy y de que a Sánchez le interesan tan poco un adelantamiento inmediato de los comicios como a los nacionalistas vascos, estos podrían apoyar al socialista.

En cuanto a EH Bildu, su coordinador general, Arnaldo Otegi, ha afirmado que comparte con el "99%" de los ciudadanos vascos la idea de que "hay que desalojar a Rajoy", pero, sin embargo, entiende que la opción de aupar al candidato socialista, Pedro Sánchez, a la presidencia del Gobierno significa una "continuidad" y no representa una "alternativa democratizadora". Ha manifestado asimismo que su grupo mantiene una línea de contacto con los partidos soberanistas catalanes, con los que le gustaría "sincronizar" su postura sobre la moción, pero que, en cualquier caso, no condicionarán su posición. Es decir, todo apunta a que apoyarán la moción. Pero con suspense.

0 Comentarios
cargando