Ir a contenido

La moción de censura será el 31 de mayo y 1 de junio

La fecha acordada por Ana Pastor y Pedro Sánchez es la más temprana posible atendiendo al reglamento

El Congreso admite la iniciativa y da dos días a la oposición para presentar candidatos alternativos

Patricia Martín

La presidenta del Congreso, Ana Pastor. 

La presidenta del Congreso, Ana Pastor.  / AGUSTIN CATALAN

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha hablado este lunes con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y ambos han convenido en celebrar el debate de moción de censura esta misma semana, los días 31 de mayo y 1 de junio. Los intereses de populares y socialistas han coincidido en situar la votación en la fecha más temprana posible. El reglamento de la Cámara baja fija que no puede celebrarse antes de los cinco siguientes días hábiles a su registro, por lo que este viernes, una semana después de que fuera presentada, era el día más cercano con posibilidad de votar la moción. 

Según los socialistas, que la iniciativa se debata tan rápidamente es una "oportunidad para acabar con la situación de deterioro de las instituciones, mejorar la calidad democrática y abrir un nuevo tiempo". "Esta semana se decidirá si Mariano Rajoy es censurado o no", concluyen fuentes de los de Pedro Sánchez. El secretario de organización, José Luis Ábalos, ha manifestado por su parte que así se "zanja" cuanto antes el debate.

Y la presidenta del Congreso ha justificado haber pisado el acelerador con el calendario con el argumento de que es un tema de importancia y que la Cámara ya liberó su agenda de los grandes temas al haber aprobado ya los Presupuestos Generales del Estado.

La conversación entre Pastor y Sánchez ha tenido lugar justo después de que la Mesa del Congreso admitiera a trámite la moción encabezada por el segundo. El órgano de Gobierno de la Cámara baja ha dado un plazo de dos días a los otros grupos por si alguno quiere presentar una iniciativa con candidato alternativo a presidente del Gobierno, algo poco probable.

Todo dependerá del PNV

Sobre la iniciativa socialista, todo está abierto y no se sabe si el órdago a Rajoy saldrá adelante. Sánchez ha hecho un llamamiento a todos los diputados, incluyendo a los de partidos independentistas. Y de entrada tiene asegurado el apoyo sin condiciones de los 67 diputados de Unidos Podemos, y de los cuatro de Compromís, con lo que cuenta con 155 votos. Se da también por seguro el voto de Nueva Canarias, socio electoral del PSOE que aporta un diputado y que, eso sí, no quiere que se alteren los acuerdos que llegó con el Gobierno para los Presupuestos.

A partir de ahí, y una vez que Ciudadanos se ha desmarcado de la moción de censura, el PSOE necesita asegurar el apoyo de los independentistas catalanes de ERC y del PDECat, que suman 17 votos y que exigen respeto para su presidente de la Generalitat, Quim Torra, y al final todo dependerá del PNV, cuyos cinco votos ya fueron determinantes para que Rajoy sacara adelante sus cuentas para el 2017. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.