Ir a contenido

El PDECat concurrirá a las elecciones municipales con la marca Junts per Catalunya

Pascal acalla a los críticos proponiendo una ampliación de la dirección

Daniel G. Sastre / Roger Pascual / Barcelona

El PDeCAT celebra su consell nacional.. / ANDREU DALMAU-EFE / EFE VÍDEO

El  PDECat concurrirá a las elecciones municipales con la marca Junts per Catalunya. Así lo ha anunciado la coordinadora general, Marta Pascal, en el consejo nacional del partido que se ha celebrado esta mañana. Esta ha sido una de las concesiones de la líder del partido a los críticos, que habían amenazado con llevar a la asamblea de julio la renovación de la dirección. Finalmente no se ha planteado en un encuentro en el que Pascal ha abierto la puerta a ampliar la dirección dando entrada a voces críticas.

En el conclave, celebrado en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, Pascal ha conseguido contener el empuje de los críticos prometiendo más pluralidad a la dirección del PDECat, abogando porque es mejor que todo el mundo "se vaya a casa contento". De momento, el movimiento que amenazaba con descabalgarla y que tiene al alcalde de Molins de Rei, Joan Ramon Casals, como cabeza visible, ha evitado tensar la cuerda y no ha puesto sobre la mesa la posibilidad de renovar cargos en julio. De fondo sigue estando la figura de Puigdemont y su proyecto de aglutinar a todos los soberanistas bajo un mando único, a la manera del SNP escocés.

"Tenemos una oportunidad de oro para debatir en la asamblea de julio las ponencias ideológicas y actualizar la estructura del partido. Y que la dirección se pueda reforzar y ampliar", ha reflexionado Pascal. La próxima Asamblea ordinaria -nueva denominación del congreso- convocada para los días 20, 21 y 22 de julio, en la que ha dicho que se harán debates no solo "desde un punto ideológico", sino también sobre cómo "reforzar" y organizar las estructuras del partido, con un debate que parta de "los territorios". En este sentido ha señalado que el objetivo que se marcan en este congreso es hacer lo que "no supimos hacer" hace dos años, en el congreso de refundación de la antigua Convergència. "Hace dos años no nos terminamos de gustar", ha concedido Pascal en un ejercicio de autocrítica.

Pese a que en el pasado había defendido que el PDECat tenía que presentarse con sus siglas a las municipales, también ha apaciguado a los críticos la apuesta por concurrir a la contienda del 2019 bajo el paraguas de Junts per Catalunya. Algo que para la dirección de la formación deberá permitir al partido ser "políticamente muy ambiciosos" para que se convierta en "la primera fuerza política municipalista del país". 

"Podemos escoger entre un proyecto político autocomplaciente o ser un proyecto político abierto, dinámico y plural, capaz de seducir políticamente a la sociedad catalana", ha asegurado Pascal en su parlamento. La dirigente considera que bajo la marca de JxCat se podrán "abrir las costuras" del PDECat y hacer que sus "perímetros se ensanchen". La presidenta del partido y candidata a la alcaldía de Barcelona, Neus Munté, ha apuntalado su discurso. "Hay plataformas con las que podemos sumar. Estamos en disposición de aglutinar ese espacio", ha señalado.

En su intervención final, Pascal no ha dejado pasar la oportunidad de lanzar también el mensaje al PSOE de que los votos sus ocho diputados en el Congreso "serán incompatibles" con los de Ciudadanos. "Hay una cosa que está muy clara: nuestros votos no son compatibles con los de una fuerza política que la semana pasada se vestía de largo de ultranacionalista, con una gran bandera española detrás".