Ir a contenido

El independentismo dará gratis sus votos a Sánchez

ERC y PDEcat se apuntan distantes al órdago del líder socialista

Los 'puigdemontistas' , sin presencia en el Congreso, se oponen a apoyar la moción

Xabi Barrena / Daniel G. Sastre

Los portavoces del PDECat y el PNV, Carles Campuzano y Aitor Esteban, el pasado noviembre en el Congreso. 

Los portavoces del PDECat y el PNV, Carles Campuzano y Aitor Esteban, el pasado noviembre en el Congreso.  / DAVID CASTRO

El independentismo presente en el Congreso ha acogido la presentación de la moción de censura por parte del PSOE con cierta incredulidad. No tanto por los motivos intrínsecos, los derivados de la sentencia del ‘caso Gürtel”, sino por no entender qué relato trata de coser el socialismo en una aventura en la que tiene muchos números de “salir trasquilado”, señalan fuentes independentistas. Acerca del sentido del voto, las dos fuerzas con representación en la Cámara baja, ERC y el PDECat (en el grupo mixto) parecen decididos a prestar su apoyo a Pedro Sánchez sin contrapartidas. La facción puigdemontista de los posconvergentes, que no gozan de presencia en hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo, recibió, sin embargo, con extrema frialdad la operación lanzada por el PSOE.

“No acabamos de entender lo que se propone Sánchez” ha explicado a este diario una fuente de ERC en el Congreso. “Si lo que pretendía era que Ciudadanos se retratara a favor del PP y de Mariano Rajoy, ha fallado porque estos piden insistentemente elecciones. Si pretendía ser presidente con el apoyo de Cs, ello le condenaría a una situación de ingobernabilidad efectiva que, a la larga, llevaría a elecciones. Y los sondeos no son, ahora mismo, especialmente halagüeños para el PSOE” , afirma. Y si prevé ser presidente sin los votos de Rivera y solo con los de Podemos y los nacionalistas e independentistas, el “vapuleo que puede sufrir del entorno mediático-político puede ser de aúpa y dejarlo muy dañado para los próximos comicios”, sanciona la misma voz que tiene bien presente los ataques “desmesurados” del propio Sánchez al Joaquim Torra y, en general, a todo el secesionismo. Pero más allá de eso, el ‘sí’ republicano está garantizado.

Con o sin perdón

El presidente del grupo de ERC en el Congreso, Joan Tardà, garantizó el apoyo, aunque añadió que “será necesario que corrija y se desdiga de algunas ofensas que han sido muy vergonzantes". Fuentes del partido, sin embargo, señalaron a este diario que el ‘sí’ a Sánchez no dependería del un posible acto de contricción del socialista, aunque daban por seguro que la intervención del propio Tardà en la sesión sería “contundente y dura”. ERC ya apoyó, ahora se cumplirá justo un año, la moción que presentó el líder de Podemos, Pablo Iglesias, a diferencia de los posconvergentes que se abstuvieron.

El PDECat, que es el representante de la posconvergencia en el Congreso, se mostró convencido de que hay que apoyar la moción de censura "por higiene democrática", según fuentes del partido. Uno de esos diputados, Carles Campuzano, mostró en público más prudencia, aunque dejó claro que están dispuestos a "valorar" la moción de censura "si esta vez va en serio". De hecho, ya ha mantenido las primeras conversaciones con la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles.

Pero JxCat exhibió un tono muy diferente. El portavoz de la formación vinculada a Puigdemont, Eduard Pujol, se preguntó "qué gana Catalunya" cambiando a Rajoy por Sánchez, que, recordó, también apoya la aplicación del artículo 155 y en los últimos días "ha insultado" al 'president' Quim Torra tildándolo de "racista" y "supremacista".

Reconducir diferencias

Al PDECat tampoco le entusiasma la opción de Sánchez, pero la formación cree que no puede dejar pasar la oportunidad de mostrar su oposición a Rajoy. Y desde el partido se mostraban este viernes convencidos de poder reconducir las diferencias.

No es ajeno al entusiasmo de los independentistas, obviamente, la pugna procesista. NO otean grandes diferencias entre Rajoy y Sánchez, sobre todo si el socialista debe de ‘hacerse perdonar’ el apoyo de los ‘separatistas’, pero calculan que la incertidumbre y el caos en las estructuras del Estado, tras la sentencia de la Gürtel que ha sacudido sus cimientos, son sinónimos de debilidad y de río revuelto. 

0 Comentarios
cargando