Ir a contenido

ENFRENTAMIENTOS POR SÍMBOLOS INDEPENDENTISTAS

Las cruces de la playa de Canet disparan la preocupación política

El ayuntamiento denunciará a los "ultras" que "campan con impunidad" para "buscar la confrontación"

PSC, PP y Cs piden que se deje de "colonizar" espacios públicos

Roger Pascual

Enfrentamientos por las cruces amarillas en la playa de Canet de Mar.

Enfrentamientos por las cruces amarillas en la playa de Canet de Mar.

Las cruces de la playa de Canet han disparado la preocupación política. Cinco independentistas terminaron heridos leves tras ser agredidos por un grupo de personas, muchos de ellos encapuchados, que habían retirado cruces amarillas de la playa de la población costera. Más allá de la lectura que cada partido haga de la pertinencia o no de este tipo de reivindicaciones, existe una preocupación transversal porque este tipo de incidentes puedan ir a mayores.

El Ayuntamiento de Canet interpondrá una denuncia contra los "ultras" que hirieron a cinco independentistas, según ha anunciado este martes su alcaldesa, la republicana Blanca Arbell. En declaraciones a Efe, la alcaldesa ha indicado que los servicios jurídicos del consistorio están ultimando la demanda para denunciar a los agresores, que según ha indicado son "ultras" del grupo "Els Segadors del Maresme", que "campan con impunidad" para "buscar la confrontación".

Carta de Millo

Enric Millo ha mandado una carta a todos los alcaldes reclamándoles que mantengan la neutralidad en la gestión de los espacios públicos. "El incumplimiento de esta objetividad y neutralidad en el empleo de determinados espacios públicos ha ocasionado, en algunos casos, una ruptura de convivencia, que incluso ha acabado derivando, en ocasiones, en enfrentamientos entre ciudadanos", remarca el delegado del Gobierno en Catalunya en la misiva, en la que cita lo ocurrido el pasado puente en playas como la de Canet, Llafranc y Calella. Millo defiende que las calles son de todos, no solo de los que defienden una determinada ideología política, una tesis que también comparten el PSC y Ciutadans.

"Condenamos los hechos porque las playas, las calles y las plazas tienen que ser de todos y tener neutralidad", ha señalado Salvador Illa, secretario de organización socialista, pidiendo respeto para los que piensan distinto en Catalunya. "No puede haber ningún intento de colonización o hegemonización del espacio público". El portavoz de Ciutadans, Carlos Carrizosa, ha reclamado que la playa no se convierta en un "cementerio ideológico", a la vez que ha aprovechado para precisar que entre los agresores de Canet no había cargos públicos de su partido. Un concejal de la CUP en Canet había señalado que entre ellos había militantes de la formación de Albert Rivera y también de Falange. Los anticapitalistas han denunciado que estos incidentes "se producen con absoluta impunidad y con la complicidad grave del poder institucional, mediático y judicial".

Los 'comuns' han expresado su "condena cualquier acto de violencia" y su solidaridad por las personas que resultaron heridas, igual que Junts per Catalunya, que se ha opuesto a todas aquellas acciones que "restrinjan la voluntad de expresarse".