Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

La Fórmula 1, el traje que puede desnudar a Camps

El expresidente valenciano vuelve a declarar como imputado en la causa sobre la llegada del Mundial a València

Está investigado en otra sobre el diseño del circuito y puede abrirse una tercera por la construcción del mismo

Nacho Herrero

El exvicepresidente valenciano Francisco Camps, el pasado marzo, cuando declaró como testigo en el caso Gürtel.

El exvicepresidente valenciano Francisco Camps, el pasado marzo, cuando declaró como testigo en el caso Gürtel. / JUAN MANUEL PRATS

Francisco Camps, expresidente de la Generalitat Valenciana y del PP autonómico, declarará este viernes como investigado por una de las múltiples causas abiertas por la llegada, la gestión y el abrupto final de la Fórmula 1 en València. Declarado inocente por un jurado popular por el caso de los trajes y a la espera de ver si la confesión de Ricardo Costa, que fue su mano derecha en el partido, le acarrea alguna imputación más por las presuntas irregularidades en las cuentas del PP valenciano, la investigación sobre el 'circo' del mundial de automovilismo es ahora el principal riesgo jurídico para Camps.

La causa por la que declarará estudia las negociaciones previas para la llegada del mundial, la creación de la empresa privada Valmor Sports, que supuestamente debía organizar las carreras, las posibles ayudas que recibió y su absorción por la propia Generalitat por un simbólico euro, incluida su deuda de 23 millones.

La fiscalía sospecha que Valmor era simplemente una pantalla, un traje a medida que se habría creado para esquivar la presión del elevado gasto que se iba a realizar. De hecho, no tenía ni licencia para organizar ese evento, un elemento del que sí disponía la empresa pública Circuito del Motor que gestiona el Circuito de Cheste. 

El expiloto Jorge Martínez 'Aspar' llega a los juzgados para declarar /miguel lorenzo

Durante toda la semana, han pasado por el Juzgado nº2 de la Ciutat de la Justícia de València otros investigados en el caso. Este jueves lo hizo el que fuera campeón del mundo de motociclismo Jorge Martínez 'Aspar' como responsable de Valmor, que se ha desvinculado de las negociaciones para conseguir el mundial y que ha asegurado que su interlocutor era el vicepresidente Vicente Rambla, acusado también el caso que estudia las presuntas irregularidades en las cuentas del PPCV.

Antes declaró Belén Reyero, que desde la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana ejercía de enlace de Camps con Bernie Ecclestone, propietario de los derechos de la F1, y que aseguró que el expresidente era el máximo responsable de todo, aunque ella también diera cuenta de sus gestiones a Rambla.

Según su versión, existía una negociación previa privada entre Camps y Ecclestone, de quienes dijo en un correo que eran "los dos tarados mundiales más reconocidos", y después ella recibías las órdenes para plasmarlo todo. Además, también señaló al expresidente como el ideólogo de la creación de Valmor.

De 0 euros a 300 millones

Pocas semanas antes de las elecciones del 2007 se anunció un acuerdo, que Ecclestone supeditó públicamente al triunfo de Camps, para que València acogiera entre el 2008 y el 2014 siete grandes premios. Además, se aseguró que no costaría "un euro" a las arcas públicas porque lo gestionaría Valmor, una empresa que acababan de crear Aspar, el empresario Fernando Roig y Bancaja.

Tras el fracaso económico de la primera edición, la Generalitat asumió el pago del canon, que fue de unos 24 millones de dólares para las primeras ediciones. El día antes de presentar su dimisión, el 19 de julio del 2011, Camps firmó una prolongación del acuerdo que hubiera mantenido la prueba hasta el 2019. Finalmente en el 2013, el Gobierno valenciano logró romper el acuerdo, pero se calcula que el coste para las arcas públicas ha sido finalmente de unos 300 millones.

Las 'carreras' que quedan

En la otra pieza de esta causa, se estudia la absorción por parte de la Generalitat de Valmor, que compró por un euro y de la que asumió su deuda de 23 millones de euros. La cuestionada decisión la tomó el Consell cuando ya lo presidía Alberto Fabra, sucesor de Camps. Pero, además, otro juzgado, el nº17, investiga, en una causa que es secreta, posibles irregularidades en el diseño del circuito urbano y Camps ya declaró como imputado el pasado febrero.

Por último, la Fiscalía Anticorrupción también estudia, tras la declaración secreta de Costa hace unas semanas, pedir que se habrá otra causa más por los contratos con algunas empresas para la construcción del circuito y falta por ver qué juzgado se hace cargo de los posibles contratos irregulares de Valmor con algunos proveedores como la adjudicación, presumiblemente 'a dedo', de pantallas gigantes para seguir el desarrollo de las carreras.

0 Comentarios
cargando