Ir a contenido

FASE DE INSTRUCCIÓN

Camps culpa de la causa de la F-1 al "catalanismo" de Compromís

El expresidente valenciano asegura que la investigación es "puramente política"

Defiende contra los informes la rentabilidad del evento, pero se desliga de su organización

Nacho Herrero

El expresidente valenciano Francisco Camps, a su llegada a los juzgados para declarar por el caso de la F1.

El expresidente valenciano Francisco Camps, a su llegada a los juzgados para declarar por el caso de la F1. / MIGUEL LORENZO

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps usó este viernes la táctica del calamar, que cuando se siente atacado o acorralado suelta su tinta para enturbiar las aguas y confundir. Lo hizo dentro y fuera de la sala en la que compareció como imputado por las presuntas irregularidades en la organización de la fórmula 1 en València, hasta el punto de culpar a Compromís de la investigación de su gestión.

Ante los periodistas, el exdirigente del PP atribuyó un carácter "puramente político" a la causa, obviando la postura del fiscal anticorrupción que decidió presentar una querella al entender que existen indicios de criminalidad. Responsabilizó, en primer lugar y de manera reiterada, a Compromís de haber iniciado el caso con una denuncia, que en realidad presentaron Esquerra Unida y el PSPV, personado como acusación particular. Cuando se le recordó este hecho se limitó a decir: "A cual peor".

Además, afirmó que había sido el carácter "catalanista" de Compromís el que había impulsado la denuncia, para favorecer al Gran Premio de Montmeló y porque la fuerza de izquierdas quiere ver a la Comunitat Valenciana subordinada a Catalunya. "Aquí estamos porque un día los señores de Compromís dijeron que los valencianos no podemos estar por encima de los catalanes porque se les viene abajo su proyecto", declaró.

El "entusiasta militante del PP y de su proyecto político", como él mismo se autodefinió, aseguró que "cuando Valencia está en la parte más alta de la interlocución nacional e internacional ya no tiene sentido hablar de los Países Catalanes".  También se mostró convencido de que el nuevo Gobierno catalán anhela la consecución de esa idea.

"El proyecto más rentable"

Preguntado por el hecho de que se hubiera dicho que la F-1 no iba a costar ni un euro a los valencianos y que el gasto se cifre ahora en 300 millones, apuntó que "la rentabilidad de todos estos eventos es evidente". "Es el proyecto más rentable de la historia de la Comunitat Valenciana sin ninguna duda. En el 2008 ya ingresamos más de 400 millones en renta de economía valenciana. ¿Por qué Catalunya sigue teniendo F-1?", se preguntó

Camps dijo que era un proyecto a "larguísimo plazo" y subrayó que "alguien lo cortó", aunque obvió que fue su sucesor, el también popular Alberto Fabra, quien lo hizo tras cinco deficitarias ediciones.

Los contactos con Ecclestone 

Dentro de la sala, negó que fuera él quien negoció con Bernie Ecclestone la llegada de la F-1 a València, pese a que el magnate la condicionó a su triunfo electoral y dijo que él hacía tratos con personas como Camps y Rita Barberá y no con ciudades. Camps también rechazó haber ideado la creación de Valmor Sport, la empresa teóricamente organizadora de las pruebas y que, según un informe policial, era una mera pantalla.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.