Ir a contenido

'LA DIPLOMACIA DEL CAVIAR'

El Consejo de Europa propone inhabilitar 10 años al senador del PP Pedro Agramunt

Da por bueno el informe que le acusa de facilitar información confidencial a Azerbayán

El organismo solicita para el diputado catalán Jordi Xuclà una suspensión de dos años

Nacho Herrero

El senador del PP Pedro Agramunt, en una imagen del 2015.

El senador del PP Pedro Agramunt, en una imagen del 2015. / MIGUEL LORENZO

La comisión de reglamento del Consejo de Europa ha propuesto una sanción de 10 años de inhabilitación para el senador del PP Pedro Agramunt por las "fuertes sospechas" de corrupción que le atribuía un informe fiscalizador interno. Si la asamblea del organismo ratifica el castigo, como suele hacer, Agramunt quedaría privado de todos sus derechos. Para el diputado del PDECat Jordi Xuclà solicita una suspensión de dos años.

Ambos estaban incluidos en el dosier que elaboró una comisión independiente que apuntaba a "fuertes sospechas", en el caso de Agramunt, de que había participado en "actividades de naturaleza corrupta" vinculadas a los intereses de Azerbayán, a cuyo representante habría revelado un informe.

Se incluían informaciones "no corroboradas" de que podía haber sido sobornado con prostitutas en un viaje a Azerbayán en las elecciones del 2015, la llamada 'diplomacia del caviar', una acusación que Agramunt negó asegurando que le parecía "una fantasía" y que ya no estaba "para esas cosas".

El comité constata en su resolución que el senador del PP rompió las "reglas éticas" que debía seguir como miembro de la asamblea y que, además, no colaboró con la investigación. Le acusa, entre otras cosas, de no haber realizado su tarea "con integridad y honestidad y de dañar la reputación de este órgano europeo.

Expediente en el aire

Pero sobre todo apunta a que no cumplió con la obligación de "no aceptar instrucciones" de gobiernos o grupos de presión, de haber dado motivos para dudar de su neutralidad y de haber roto la obligación de discreción haciendo un uso personal de la información que poseía.  Tras hacerse público el informe, el PP le abrió un expediente del que nada más se sabe.

El dirigente popular valenciano ha esquivado la expulsión, seguramente al no haber pruebas de la corrupción, pero no podrá ocupar ningún cargo de responsabilidad ni viajar como observador en representación de un organismo que llegó a presidir y que, sin ser parte de la Unión Europa (UE), vela por el cumplimiento de los derechos humanos y los valores democráticos en EuropaAgramunt renunció al cargo en octubre del 2017 tras la pérdida de confianza que supuso una visita al presidente sirio Bachar el Asad, invitado por Rusia en marzo de ese año.

En sus alegaciones del pasado martes, Agramunt acusó de su caída al millonario George Soros, del que dice que persigue desestabilizar a algunos países del este de Europa para obtener beneficio económico y que, según el popular valenciano, ha financiado también a organizaciones afines al 'procés' en Catalunya.

Principio de confidencialidad

En cuanto al diputado catalán, se habla igualmente de una ruptura de las "reglas éticas" y la centra en el apartado que exige "discreción" en el uso de "información confidencial" y que castiga especialmente el "hacer uso personal" de la misma. La propuesta de sanción por no respetar ese principio de confidencialidad en la misión de observador de los comicios del 2015, que incluiría las mismas limitaciones que para Agramunt, es por dos años y también la debe ratificar la asamblea de 324 miembros.

Temas: Corrupción

0 Comentarios
cargando