29 mar 2020

Ir a contenido

LOS ATAQUES DEL 17 DE AGOSTO

Dos detenidos en Francia por su relación con los atentados de Barcelona y Cambrils

Forman parte del entorno de otro terrorista vinculado a Driss Oukabir

Los arrestados no son chechenos, como había trascendido en un primer momento

Eva Cantón

Peluches, velas, dibujos y notas depositadas en memoria de las víctimas del atentado en el Pla de l’Os a la Rambla de Barcelona. 

Peluches, velas, dibujos y notas depositadas en memoria de las víctimas del atentado en el Pla de l’Os a la Rambla de Barcelona.  / JORDI COTRINA

La policía francesa ha detenido este martes en el departamento de Alta Garona, en el suroeste del país, a dos hombres relacionados con los ataques yihadistas cometidos el 17 de agosto del 2017 en Barcelona y Cambrils, según han confirmado a este diario fuentes judiciales. Los arrestos se han producido en el marco de la investigación abierta el pasado enero por la fiscalía gala debido a la presencia de víctimas francesas en el lugar del atentado.

Las mismas fuentes han informado de que los arrestados se hallan en detención provisional bajo comisión rogatoria del juez de instrucción. Los dos individuos, cuya identidad se desconoce, formaban parte del entorno de otro presunto terrorista detenido en Albi, en el sur de Francia, encarcelado el pasado febrero por sus vínculos con Driss Oukabir, miembro de la célula que actuó en Catalunya.

La documentación de Oukabir, de nacionalidad marroquí, se usó para alquilar la furgoneta con la que Younes Abouyaaqoud arremetió contra los viandantes en la Rambla de Barcelona en la que murieron 14 personas. Su hermano menor, Moussa Oukabir, de 17 años, fue uno de los cinco jóvenes abatidos por la policía cuando se disponían a perpetrar una masacre en una zona de ocio de Cambrils tras haber llevado por delante a varios peatones.

Dos miembros de la célula terrorista de Ripoll habían viajado tres veces a Francia poco antes de atentar en Catalunya: en diciembre del 2016, en julio del 2017 y el 11 y 12 de agosto del 2017. Su último desplazamiento fue a París, donde hicieron unas compras en unos grandes almacenes y pasaron la noche en un hotel de la periferia.

Conexión francesa

Además de las conexiones francesas, se han establecido vínculos con el yihadismo belga porque el considerado cerebro de los atentados, el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, había vivido entre enero y marzo del 2016 en la comuna de Machelen, en la periferia de Bruselas.

Contrariamente a la información difundida a primera hora por la emisora France Info, los detenidos este martes no son de origen checheno como el terrorista que el pasado sábado acuchilló a un joven de 29 años en el barrio de la Ópera de París e hirió a otras cuatro personas antes de ser abatido por la policía.