Ir a contenido

EL DEBATE DE INVESTIDURA

Torra porfía por sacudirse su 'leyenda negra'

El candidato se "arrepiente" de sus tuits antiespañoles y los polémicos artículos en prensa

Clama por una "republica de los 7,5 millones de personas" sin exclusiones

Xabi Barrena

Quim Torra durante su discurso ante los diputados.

Quim Torra durante su discurso ante los diputados. / ALBERT GEA (REUTERS)

“Me arrepiento. No volverá a suceder”. Joaquim Torra reiteró sus disculpas por tus tuits de hace seis años, y por, añadió, “alguna palabra inconveniente en algún artículo periodístico”. Ese ha sido el punto de auto-crítica final con que ha culminado sus intervenciones  en la segunda sesión de su investidura, donde ha profiado por sacudirse la ‘leyenda negra’ que él mismo se ha creado. En un discurso, este sí programático,  el ‘president in pectore’ ha hecho un canto a la cohesión de los 7,5 millones de catalanes. También, por tanto, aquellos que se sienten españoles y/o tienen el castellano como lengua materna.

► Quim Torra, 'president': Últimas noticias en directo

Torra ha sido investido presidente de la Generalitat con los votos a favor de JxCat y ERC la abstención de la CUP, grupo al que  ha agradecido su apoyo, más bien su no ataque, y al que ha pedido que levanten "la bandera roja de alerta" si su Govern cae "en la tentación del autonomismo"

Su idea de república donde anclar un eventual estado catalán como la ha definido como la de “todos, de todos los derechos, donde todo el mundo disfrute de la plenitud de derechos”.  “Defender la república es defender a los 7,5 millones de personas”. Y no fue esta la última referencia al global de la población catalana. Parafraseando lo dicho por el hoy encarcelado Jordi Turull en su investidura fallida, el principal “valor de Catalunya son sus 7,5 millones de ciudadanos”.

Ya en el turno de réplica, y tras la exigencia de garantías impuestas por Xavier Domènech, en forma de cuestionario, Torra ha afirmado: "Sí, somos un solo pueblo. Y si, somos herederos de Francesc Macià y también de Federica Montseny".

En la defensa de esa población y sus derechos, Torra reiteró que “este Parlament volverá a impulsar todas las leyes que ya aprobó y que el Gobierno del PP ha llevado al Constitucional. Son 16. Y servían al interes comun de los ciudadanos de este país. ¿O es que alguien cree que la lucha contra el cambio climático solo es para los independentistas?, ¿O la igualdad entre hombres y mujeres?, se preguntó el aun candidato .

La conclusión que quiso transmitir Torra fue que, con la república, ganarán todos los catalanes y nadie perderá derechos. La república es igualdad, libertad y fraternidad”. Y todo, claro está, siempre “mirando a Europa”.

En el apartado de ‘provocar nervios en la Moncloa', Torra también ha reiterado que dentro de su proyecto de recuperar las instituciones y potenciar los derechos democráticos se impulsarà, como màxima expresión, una constitución catalana.

Y acerca del calendario, ahondó en la idea, ya expresada por él mismo y también por Carles Puigdemont en el diario turinés ‘La Stampa’, que la celebración del juicioi contra los políticos del ‘precés’ marcarà un hito. “El país se pondrà a prueba y todos deberemos saber estar a la altura”.

Por lo demás, el discurso de Torra fue la anodina sucesión de breves exposiciones de intenciones sobre cada área de Govern. Homologable a la de cualquier otro candidato que le haya precedido. Ni más ni menos, por otra parte, que lo que buena parte de la oposición echó en falta y en cara al candidato en la sesión del viernes.

0 Comentarios
cargando