Ir a contenido

ACTO DE HOMENAJE

Amigos y fieles reivindican la obra de gobierno de Jordi Pujol en Barcelona

Piden que la confesión del dinero sin regularizar no empañe el legado político del 'expresident'

Dirigentes del PDECat como Trias o Campuzano y exlíderes de Unió como Núria de Gispert o Joan Rigo, entre los asistentes

Efe

El ex president ha reivindicado su obra de gobierno aunque ha admitido sentirse personalmente insatisfecho. / ALTAS VÍDEO

Amigos y antiguos colaboradores fieles a Jordi Pujol reivindicaron este lunes en Barcelona la figura política y la obra de gobierno del expresidente de la Generalitat, que el 25 de julio del 2014 confesó haber tenido durante tres décadas una herencia sin declarar en Andorra.

Pujol, que tomó la palabra al final del acto, defendió que durante los 23 años que estuvo al frente de la Generalitat se dejaron "huellas sólidas" que marcaban el camino a seguir para conseguir una Catalunya mejor, como la asunción de competencias en materia de prisiones, policía y sanidad.

"Ahora estamos en un momento en que podría pasar que el viento del desierto tapara las huellas, o que alguien dijera en el oasis que parece que eso de ver si encontramos el oasis mejor pinta mal, dejémoslo correr", subrayó Pujol, que hizo una metáfora siguiendo un cuento de Manuel de Pedrolo, de quien este año se conmemora el centenario de su nacimiento.

Pujol llegó a la sede de la Institució Cultural del CIC arropado por su mujer, Marta Ferrussola, y algunos de sus hijos, como Oleguer, Jordi, Pere, Josep y Mireia, todos ellos investigados por casos de corrupción.

Larga ovación en pie

Al entrar a la sala de actos, totalmente llena, los asistentes le recibieron de pie y con una larga ovación, tras lo cual se inició un viaje por la trayectoria política del alma mater de Convergència, desde los tiempos en que estuvo encarcelado por organizar una protesta en el Palau de la Música durante una visita de Franco hasta su confesión de la cuenta en el extranjero, pasando por todos sus ejecutivos.

Uno de los ponentes, el historiador Josep Maria Roig Rosich, resumió la tesis de trasfondo del acto: que la confesión de haber tenido dinero sin regularizar en el extranjero no debe ensombrecer el trabajo que hizo Pujol al frente de la Generalitat.

Pujol no se refirió directamente a su confesión, pero en su metáfora sobre el oasis y las huellas aludió al "chico del socavón", que iba delante de la expedición y "se extravió, renunció o pecó": "Cayó en un agujero y no sabe salir. Dios ya sabrá cómo tiene que juzgar este tema".

Con todo, el expresidente admitió: "Me siento insatisfecho por muchos motivos y dolido conmigo, no con vosotros, no con el país".

Mensaje de Mas

Antes de empezar este viaje por la vida y obra de Pujol, se leyó un mensaje del 'expresident' Artur Mas, que excusaba una ausencia que ha argumentado por "la falta de tiempo y los compromisos que ya había contraído".

"Me hubiera gustado estar por diferentes razones: para apoyarle en estos momentos de dificultad personal; para reconocer el mérito, la valía y el sentido altamente positivo de su obra de gobierno y de construcción de país, y para testimoniarle mi afecto personal, que va más allá de las vicisitudes de la vida", decía el texto firmado por Mas.

Quienes sí acudieron fueron algunos miembros del PDECat -partido heredero de la CiU de Pujol-, como el presidente del grupo municipal en Barcelona y exalcalde de la capital catalana, Xavier Trias, que fue 'conseller' de Sanitat entre 1988 y 1996, y el portavoz del partido en el Congreso, Carles Campuzano.

También estuvieron otros antiguos colaboradores de Pujol, como los expresidentes del Parlament y exmilitantes de Unió Núria de Gispert y Joan Rigol, que también fue 'conseller' de Treball y de Cultura en diferentes gobiernos de Pujol. Acudió igualmente la exdirigente de Unió y exvicepresidenta Joana Ortega.

Sorprendido

Pujol confesó estar sorprendido por la dimensión que tomó el acto de ayer, que negó que hubiera sido un homenaje, e ironizó sobre su estado de forma al improvisar el discurso. "Aplaudidme y así me voy", concluyó.

El título oficial del acto en honor al 126 presidente de la Generalitat fue "Las raíces de una lucha. Su obra política" y lo organizaron la asociación Amigos de Jordi Pujol, en colaboración con las entidades Tagamanent Construir Caalunya, Comité Guifré y la Asociación Conocer CATalunya.

0 Comentarios
cargando