Ir a contenido

PANTALLAS

La duda

Mikel Lejarza

Eurodata TV Worldwide presentó recientemente su análisis sobre la evolución del consumo de televisión en el mundo. En los 95 países estudiados en el 2017, el tiempo global de visionado individual de la televisión fue de 2 horas y 56 minutos. Pero la cifra es el promedio  y muestra fuertes diferencias entre continentes. En Asia, la media es de 2 horas y 25 minutos; en América del Norte, de 4 horas y 3 minutos; en Europa, de 3 horas y 49 minutos por día. No extraña por tanto que en EEUU el presidente sea un expresentador de televisión.

Durante los últimos 25 años, el consumo de  televisión en el mundo se ha mantenido estable, ya que aunque ha aumentado considerablemente la disponibilidad de contenidos 'on line', la posibilidad de ver televisión a través de medios distintos a los tradicionales y en directo, benefician al consumo en general de los programas. Pero los adultos jóvenes acostumbran a ver televisión en diferido y a través de internet, lo que ha provocado que el consumo entre los menores de 35 años esté bajando, y muy especialmente entre aquellos con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años que ven TV un 34% menos, lo que a algunos les hace dudar sobre el futuro de la tele.

El 'millennial'
combina nuevas
tecnologías con la
buena y antigua
televisión gratuita

Es evidente que el impacto de los servicios de 'streamingy del vídeo por suscripción han cambiado los patrones tradicionales del consumo televisivo y lo ha envejecido, pero un análisis más en profundidad muestra que en EEUU los 'millennialscombinan estas nuevas tecnologías con la buena y antigua televisión gratuita porque la prefieren a pagar enormes facturas a las cadenas de pago. De hecho la televisión terrestre ha mejorado con respecto al uso del cable. El número de hogares que ven televisión en abierto en EEUU era de 12,7 millones en el 2015. Dos años después son 15,8 millones según Nscreenmedia. Así que no den por muerto al medio de comunicación líder. Hay quien cree que en breve  todo el mundo estará abonado a alguna plataforma, viendo vídeo bajo demanda y libre de anuncios durante el 'prime time', porque las tendencias muestran que la gente pagará por contenidos de calidad. Pero aún hay muchísima gente que no puede pagar nada y gran cantidad de buenos programas que sólo son ofrecidos por las cadenas en abierto, sobre todo aquellos vinculados a la actualidad. Eso explica que la televisión gratuita, lejos de desaparecer, está creciendo.

En el 2017 se lanzaron más de 4.100 programas en los 48 territorios monitorizados

En el 2017, según el informe de Eurodata, se lanzaron más de 4.100 programas en los 48 territorios monitorizados a tal efecto. Los principales exportadores fueron Reino Unido y EEUU. Industria e idioma son sus fortalezas. Les siguen Francia, Alemania y Turquía, cuyos respectivos idiomas se hablan mucho menos que el nuestro, queda por tanto tarea. El género más exitoso continúa siendo la ficción, con series que combinan humor, familia y amor como tramas principales. Dentro del entretenimiento destacan los programas de citas, pero la tendencia dominante consiste en mezclar ideas provenientes de formatos diferentes. En resumen, un sector pleno de actividad, dinámico  y en el que lo único inalterable es el cambio continuo. Lo de siempre,  salvo la proliferación de nuevos competidores en busca todos de la publicidad. ¿Habrá en el futuro suficiente audiencia que vender? Esa es la duda.

0 Comentarios
cargando