Ir a contenido

El independentismo sale por primera vez a la calle un 1 de mayo

La Intersindical-CSC y la ANC convocan una marcha "en defensa de la República de los derechos sociales"

Reivindican un salario mínimo de 1.200 euros, una jornada de 35 horas, el fin a los recortes y el blindaje de la renta garantizada

Júlia Regué

El hijo de Dolors Bassa lee la carta escrita por su madre desde la prisión.

El hijo de Dolors Bassa lee la carta escrita por su madre desde la prisión. / RAFA GARRIDO (ACN)

El independentismo ha estrenado este martes una nueva fecha en su calendario de movilizaciones. La ANC, la Intersindical-CSC y parte del grupo promotor de Universitats per la República han sumado fuerzas bajo la plataforma 'Alcem-nos' ('Alcémonos') para salir este 1 de mayo a la calle y exigir una mejora de las condiciones laborales "en clave republicana".

Bajo el lema 'Per una República dels drets socials' ('Por una República de los derechos sociales'), unos 2.300 manifestantes se han concentrado a las 17.30 horas en la plaza Urquinaona de Barcelona y han avanzado por la Vía Laietana hasta la plaza Sant Jaume. Los concentrados han coreado a favor de la liberación de los políticos presos y han lucido pancartas con la consigna ‘República = Drets socials”.

Los encargados de poner el colofón a la manifestación han sido Antonio Baños, Elisenda Paluzie (ANC) y Sergi Perelló (Intersindical-CSC), arropados por representantes sectoriales que han defendido una a una sus demandas: un salario mínimo de 1.200 euros, una jornada laboral de 35 horas, la dignificación de las pensiones, la igualdad en el entorno laboral, el fin a los recortes en educación y sanidad, el blindaje de la renta garantizada y la protección y mejora de la conciliación entre la vida laboral y familiar, con un especial apéndice en su manifiesto para las mujeres, sobre las que aún recae la mayor parte del trabajo doméstico y de cuidados.

La cabecera ha sido presidida por dirigentes de entidades sociales. A sus espaldas, las delegaciones de los partidos independentistas: Joan Tardà Marta Vilalta, por ERC; Quim Torra Aurora Madaula, de JxCat; y Albert Botran y Carles Riera, de la CUP.

“Sindicalismo republicano”

Especial vehemencia ha tomado la idea entre estos sectores de forjar un “nuevo sindicalismo republicano”. Baños lo ha dibujado como “amplio” y “trasversal” y ha asegurado que “sin derechos sociales, no habrá República”. “Y nos hemos constituido como tal para defender nuestros derechos como pueblo y como clase”, ha enfatizado, ovacionado por los asistentes, que han clamado por una nueva “huelga general”. “No tenemos miedo a la Patronal, a la cárcel, ni a las multas”, ha remachado.

Perelló ha tomado el hilo de su discurso y ha llamado a “llevar la República a los centros de trabajo”. “Tenemos mucha fuerza y aún no la hemos representado allí”, ha reflexionado, para después apelar a la sindicación. “Necesitamos un sindicalismo propio y arraigado”, ha insistido.

La líder de la ANC ha hurgado en la “necesidad de hacer efectiva la República” y ha aseverado que sin esta la ciudadanía “se aboca a un modelo económico y social basado en salarios bajos, en el precariado, en la contratación temporal, que no garantizará un Estado del Bienestar digno para la gente”.

Evitar el "monopolio antirepresivo"

Uno de los propósitos de esta marcha ha sido intentar lucir la “construcción de discurso y proyecto independentista”. Uno de los impulsores de la plataforma, Jordi Naya, ha señalado en declaraciones a EL PERIÓDICO que esta jornada les ha permitido "evitar el monopolio antirepresivo al que se ha sumido el movimiento".

Es decir, desembarrancarse de las movilizaciones en fechas señaladas para ellos, como la Diada o el marcaje del contador que recuerda la entrada en prisión preventiva de líderes soberanistas, que este miércoles señalará medio año de encarcelamiento de Oriol Junqueras y Joaquim Forn en Estremera. "El mensaje de hoy es que el movimiento republicano no es solo antirepresivo o nacional, sino que también va unido a una mejora de las condiciones materiales de la vida de las personas", matiza Naya.

Esta vez, no han conseguido recabar el apoyo de CCOO UGT, que han optado por mantenerse al margen de esta convocatoria. La continuidad de 'Alcem-nos' está por ver, aunque el equipo promotor señala que hay "buena relación" y "ganas de seguir trabajando conjuntamente". De hecho, parece que la Intersindical-CSC puede ser un nuevo aliado de la ANC, ya que Paluzie les ha “agradecido especialmente” su papel en los “paros de país” del 3-O y el 8-N.

Homenaje a Bassa

Por su parte, ERC ha querido recordar en este día la trayectoria sindical de la 'exconsellera' de Treball, Dolors Bassa, encarcelada en Alcalá-Meco, y su trabajo al frente de la Conselleria de Treball. La portavoz de los republicanos, Marta Vilalta, ha exigido su libertad y ha deplorado la "situación injusta y arbitraria que está viviendo", en otro acto organizado en Barcelona. 

A su vez, la 'exconsellera' ha publicado un artículo en la web del partido en el que llama a la movilización de la ciudadanía porque asegura que "los derechos políticos están en peligro" y el derecho a huelga "amenazado" en España.

0 Comentarios
cargando