Ir a contenido

TENSIÓN EN EL CENTRO

Aparecen pintadas en el instituto de los nueve profesores acusados por la fiscalía

Un docente del IES El Palau asegura que "hay una instrumentalización del caso por parte de alguien de fuera al que se han prestado 6 o 7 familias"

El Periódico

Pintadas en la fachada del edidicio del IES El Palau de Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

Pintadas en la fachada del edidicio del IES El Palau de Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

El IES El Palau de Sant Andreu de la Barca (Barcelona), instituto en el que trabajan los nueve profesores investigados por un presunto delito de odio tras "humillar" a los hijos de agentes de la Guardia Civil, se ha despertado con un mural de pintadas contra ellos. En la fachada del edificio se les acusa de "nazis separatas" y "ratas", entre otras menciones despectivas, junto a sus nombres y apellidos. Unas pintadas que ya han sido retiradas. 

La tensión se ha acrecentado después de que 'El Mundo' publicara este domingo un reportaje sobre estos docentes, y difundiera abiertamente sus nombres y fotografías. El artículo fue compartido por el líder de CiudadanosAlbert Rivera, que recibió una oleada de reproches en Twitter. Por todo esto, un grupo de apoyo a los educadores ha convocado una concentración de rechazo este próximo martes a las 12 horas a las puertas del Ayuntamiento del pueblo.

"Instrumentalización del caso"

Desde el centro educativo niegan las acusaciones de la fiscalía y defienden la tarea de sus maestros. Un profesor del instituto, Josep Lluís del Alcázar, ha señalado en declaraciones a RAC1 que "es mentira que se señalara a ningún alumno" y ha asegurado que "hay voces de alumnos y padres que dicen que no fue así". Ha hurgado en cree que "hay una instrumentalización del caso por parte de alguien de fuera al que se han prestado 6 o 7 familias", en un centro en el que "hay decenas de familias de guardias civiles". 

Alcázar ha asegurado que desde el Departament de Ensenyament se les ha pedido "silencio" y que "no respondan a ningún insulto" a la espera de un diálogo entre las partes, y ha afirmado que "hay profesores de baja por ansiedad" debido a la "presión" en la que se les ha sumido. "Pongo la mano en el fuego por los nueve maestros. Los conozco desde hace tiempo. ¿Nunca antes han tenido ningún caso y de repente el 10% de la plantilla hace comentarios impropios contra los alumnos?", se ha preguntado. Sobre Rivera, le ha pedido que hable con su concejal en el pueblo, que dirige la cartera de Educació: "Si quiere yo mismo le envío la resolución del Consell Escolar que dice que las acusaciones son infundadas", ha zanjado. 

El Consell Escolar de Catalunya niega las acusaciones

El presidente del Consell Escolar de Catalunya (CEC), Lluís Font, ha emitido un comunicado que manifiesta su "repulsa" por el tratamiento mediático y en las redes sociales que han hecho algunos medios y líderes políticos, de los profesores investigados. Font considera que ha habido un ''linchamiento público'' de estos educadores que constituye una ''grave irresponsabilidad'' y atenta contra sus derechos como ciudadanos en un sistema democrático. Asimismo, se reafirma en su confianza en ellos y asegura que siempre han estado ''a la altura de los retos que tenían que afrontar''.

Además, reivindica que la escuela tiene que estar abierta al entorno, preservando ''su propia idiosincrasia'' y proclama que como institución social tiene que educar en el espíritu crítico de los alumnos. En su comunicado, afirma que en ningún caso, los profesores impusieron su opinión ni señalaron los hijos de guardia civiles.