Ir a contenido

CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno revisará el delito de agresión sexual en el Código Penal por la sentencia de 'la Manada'

La fiscalía de Navarra mantiene la calificación más grave del delito y anuncia recurrirá el veredicto

El PSOE, Podemos y Ciudadanos son también partidarios de estudiar una reforma que proteja mejor a las mujeres

Patricia Martín / Manuel Vilaseró

El ministro de Justicia, Rafael Catalá.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá. / JOSE LUIS ROCA

El Gobierno ha respondido a la ola de indignación generada por la sentencia de ‘la Manada’ abriendo la puerta a una reforma del Código Penal. El ministro de Justicia, Rafael Català, ha movilizado a su departamento para valorar si la tipificación de los delitos sexuales, que data de 1995, de la época de Felipe González, “está convenientemente reflejada o es preciso actualizarla”, mientras la fiscalía de Navarra ha anunciado su intención de recurrir el veredicto. Sigue considerando que los hechos son constitutivos de agresión sexual y no de abusos.

Será la sección penal de la Comisión General de Codificación del Ministerio de Justicia la que emitirá un primer dictamen tras el cual el Ejecutivo decidirá que camino emprender, aunque que todo parece indicar que la balanza se inclinará del lado de la reforma.

 "El Gobierno siempre ha estado, está y va a estar con las víctimas", ha dicho el ministro portavoz Méndez de Vigo, al referirse a la "deleznable"  agresión sexual protagonizada por los condenados.

Cospedal carga contra el fallo  

“Quizá haya que empezar a pensar en cambiar las calificaciones de los tipos”, ha señalado la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal. Pese a que los consevadores suelen guardar la formas con los tribunales, la dirigente popular ha reconocido sin ambajes que la sentencia no le gustado. El fallo "es condenable, humanamente, de todo punto de vista", ha dicho, para incidir en que los hechos probados describen "una salvajada en la que ninguna mujer está a gusto" y en la que "no se puede decir que una mujer no se sienta intimidada. A mi, que la sentencia les imponga 9 años me parece poco, me gustaría que fueran más”, ha añadido.

Si el Gobierno decide seguir adelante no será muy difícil que encuentre la colaboración de la oposición. El PSOE se han mostrado dispuesto a retocar la ley, aunque ha advertido de que habría que hacerlo con “calma”. “Quizás lo que haya que hacer es modificar ese Código Penal para dejar muy claro cuáles son los supuestos de violación y que no quede a la interpretación de los jueces, que no tienen formación ni en violencia de género ni en violencia sexual", ha explicado la vicesecretaria general , Adriana Lastra.

Los socialistas también son partidarios de cambiar otra ley, la del poder judicial, para que los profesionales que trabajan en la justicia tenga una “efectiva formación y especialización” en violencia machista.

Sin aumentar las penas

Podemos ha anunciado que prepara ya su propia propuesta de reforma para que las víctimas “no tengan que acreditar su falta de consentimiento en delitos sexuales”. Los morados aclararon que no se trata de aumentar las penas, sino de clarificar los tipos penales.

Ciudadanos, que dejó pasar muchas horas hasta que valoró al sentencia, se ha descolgado con la presentción de una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados en la que que insta a revisar toda la normativa en materia de prevención y lucha contra la violencia machista en todos los ámbitos.

Esperanza en los recursos

En coherencia con su escrito de calificación final emitido tras la vista oral, la fiscalía de Navarra no ha tardado ni 24 horas en anunciar que recurrirá la sentencia. El Ministerio Público ha decidido recurrir en apelación por "infracción de ley" ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) al mantener su consideración inicial de que "los hechos son constitutivos de un delito de agresión sexual y no solo de abuso sexual", según ha hecho público en un comunicado.

Habrá que comprobar la composición de la sala y a qué magistrado se le encarga la ponencia. Si dependiera de la voluntad de la presidenta del TSJN es muy probable que el recurso fuera estimado. Esther Erice aúna a este cargo el de miembro del Grupo de Expertos del Consejo General del Poder Judicial en violencia doméstica y de género y ha pedido que se espere a las resoluciones de las instancias superiores, la que ella preside y el Tribunal Supremo, porque estas pueden “solventar la dudas” de interpretación que, reconoce, ha generado la sentencia.

Los abogados de los condenados ya anunciaron este mismo jueves, tras conocer el fallo judicial, que van a presentar recurso, al igual que la víctima y las acusaciones populares, tanto el Gobierno foral como el Ayuntamiento de Pamplona.