Ir a contenido

CARGAS DURANTE EL 1-O

Un testigo declara que un policía apuntó directamente a un joven para disparar una pelota de goma

El periodista que grabó la imagen relata al juez que el agente lanzó el proyectil de forma "recta y directa" y no al suelo

Roger Español resultó herido en un ojo en las inmediaciones de la escuela Ramon Llull de Barcelona

J. G. Albalat

Roger Español es atendido por los servicios de emergencias tras ser herido por una pelota de goma durante la carga policial en la escuela Ramon Llull el 1-O.

Roger Español es atendido por los servicios de emergencias tras ser herido por una pelota de goma durante la carga policial en la escuela Ramon Llull el 1-O. / FERRAN NADEU

Un testigo ha declarado este martes ante el juez que un policía nacional disparó "apuntado, de forma directa y recta" la pelota de goma que impactó en el ojo de Roger Español en las inmediaciones de la escuela Ramon Llull de Barcelona durante la jornada del referéndum unilateral del 1-O. El fiscal no ha acudido a los cinco interrogatorios previstos y, por lo tanto, no ha podido realizar preguntas sobre este espionoso asunto. 

Otros testigos han explicado que en el momento de la carga policial no se estaba produciendo ningún disturbio, han asegurado las abogadas Laia Serra, que ejerce la acusación popular en nombre del Ayuntamiento de Barcelona, y  Anais Franquesa, que representa a la víctima. Ese día los efectivos de la Policía Nacional utilizaron pelotas de goma, cuyo uso tienen prohibido desde mayo del 2015 los Mossos d’Esquadra a raíz del caso de Ester Quintana.

Más tiros

El juez que investiga la actuación policial en los centros de votación durante el referéndum ha interrogado a cinco testigos. El más claro, según la acusación, ha sido un periodista del semanario La Directa que grabó cómo el policía nacional disparaba una pelota de goma. Esta persona ha sostenido que vio cómo el escopetero cargaba la escopeta y disparaba hacia el lateral de la calle, donde se encontraban los medios de comunicación, y a una distancia no superior a los 15 metros respecto al lugar en el que el querellante estaba.

El agente lanzó la pelota de goma de forma directa y recta hacia la gente. Los protocolos policiales sobre el uso de estos proyectiles establece que el disparo se debe hacer apuntando al suelo, de forma que la pelota salga rebotada y, por lo tanto, con menor potencia en el caso de impactar contra una persona

Este periodista ha realtado que, junto con otra persona, que también ha prestado declaración, auxilió al herido que recibió el pelotazo en el ojo. Cuando le estaban ayudando, según su versión, oyeron, al menos, otros dos disparos más y observaron que había otra persona había resultado herida en la pierna por el mismo tipo de munición. Los testigos han asegurado que cuando Español fue herido, la Policía Nacional se estaba retirando, retrocediendo, pero de una forma ordenada, sin que la situación pudiera tildarse de caótica ni de peligro. La querella fue presentada por un delito de lesiones contra el agente escopetero y contra dos mandos del cuerpo.