Ir a contenido

INVESTIGACIÓN DE LA PRESUNTA MALVERSACIÓN

El Diplocat gastó 40.000 euros en vuelos y estancia de 47 observadores del 1-O

La Guardia Civil acredita las identidades de estas personas, entre otros un 'lord' inglés y políticos del Sinn Féinn, EH Bildu y Alternativa Galega

Europa Press

Dos agentes de los Mossos acordonan la zona mientras la Guardia Civil inspecciona la sede del Diplocat, durante un registro el pasado 12 de abril.

Dos agentes de los Mossos acordonan la zona mientras la Guardia Civil inspecciona la sede del Diplocat, durante un registro el pasado 12 de abril. / ALAN RUIZ TEROL (ACN)

El Consell de Diplomàcia Pública de Catalunya (Diplocat) gastó 40.591,2 euros en los vuelos y la estancia de 47 personas que actuaron como observadores internacionales o acompañantes durante el referéndum independentista del pasado 1 de octubre, según ha acreditado la Guardia Civil en un informe remitido al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona y que ya obra en poder del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que investiga al Govern de Carles Puigdemont por rebelión y malversación de fondos públicos.

En el informe, con fecha 9 de marzo, la Guardia Civil sostiene que el Diplocat pagó un total de 17.703,36 euros en hoteles, a los que se sumaron otros 18.835,76 euros en vuelos y 4.052,1 euros que se habrían empleado en financiar los actos en los que estas personas participaron, lo que hace un total de 40.591,2 euros. Señala como responsable directo de su pago a Albert Royo, que fue secretario general de Diplocat desde el 2013 hasta el 31 de octubre del 2017, cuando fue cesado en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Los pagos en algunos de estos hoteles se abonaron con una tarjeta Diners Club manejada por Royo, responsable de la institución cuya responsabilidad última corresponde al 'exconseller' de Exteriors Raül Romeva, procesado en la causa y actualmente en prisión preventiva por orden de Llarena.

Europarlamentarios y diputados

En su informe, el instituto armado también añade un listado con los observadores internacionales que han conseguido identificar tomando como referencia una publicación en prensa, entre los que se encuentran europarlamentarios y diputados de sus respectivos países de procedencia, entre los que había un miembro de EH Bildu (Josu Juaristi), un miembro de Alternativa Galega (la eurodiputada Lidia Senra) y cuatro miembros del Sinn Féin.

De Eslovenia llegó Dimitrij Rupel (Partido Democrático Esloveno S&D); procedentes de Bélgica son Mark Demesmaeker, Peter Luykx, Helga Stevens (Grupo de la ECR de la Nueva Alianza Flamenca); y de Dinamarca, Alex Ahrendtsen (Partido del pueblo danés ECR), Magni Arge (miembro del Comité de las Islas Feroe), Lars Aslan Rasmusen (Socialdemokraterne S&D), Pelle Dragsted (Partido Unidad de Dinamarca), Rasmus Nordqvist (Partido Alternativa).

El Diplocat también invitó al político estonio Artur Talvik (Vabaerakond- Partido Libre); a los filandeses Simon Elo (Grupo Parlamentario Azul ECR), Hello Maria Järvinen (Vihreät-Green League Greens/EFA). También se identificó a Gerard Onesta, presidente de la Mesa de la Asamblea del Consejo Regional de Occitania.

Miembros de Syriza

De Alemania llegó Andrej Hunko (Die Linke); de Grecia, Stylianos Kouloglou (Syriza); de Islandia, Birgitta Jónsdóttir (Partido Pirata). Destacan los irlandeses Mick Barry (Partido Socialista), Lynn Boylan, Eoin ó Broin y Trevor Ó Clochartaigh (Sinn Féin).

Otro de los observadores internacionales procede de Israel, Ksenia Svetlova (Unión Liberal / Laborista - Sionista); otro de Letonia, Veiko Spolitis (Independiente - antigua Vienotiba). También llegó a Catalunya el exsecretario de Estado macedonio Emil Kirjas (Liberal International); el miembro del Consejo Nacional de Mónaco Alain Victor Raymond Ficini (HM Horizonte Mónaco); y de Suecia, Bodil Valero (Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea).

También acudieron a Catalunya para observar el desarrollo del 1-O la eurodiputada María Lidia Senra Rodríguez (Alternativa Galega de Esquerdas) y Josu Juaristi Abaunz (EH-Bildu), que fue elegido como eurodiputado en las elecciones europeas del 2014, en la candidatura de Los Pueblos Deciden. Además, trabajó en el diario 'Egin' y tras el cierre de la publicación, lo hizo en el diario 'Gara' del que fue su director desde el 2004 al 2011.

Concretamente de Reino Unido invitaron a seis personas: Martina Anderson (Sinn Féin), Joanna Cherry y Douglas Chapman (Partido Nacionalista Escocés), Jill Evans y Hywel Williams (Partido de los verdes de Gales) y Lord Christopher John Rennard (Partido Liberal Demócrata). Otros observadores o acompañantes de éstos que han sido identificados por la Guardia Civil son Paul Wesson, que llegó de un vuelo procedente de Birmingham (Reino Unido); Seamus Martin, de Dublín (Irlanda); Andras Palatitz, de Budapest (Hungría); Charlotte Wagenaar, procedente de Amsterdam (Países Bajos); Chris Cunninghame, de Londres (Reino Unido); Lukasz Firmanty, de Berlín (Alemania); y otros cuya procedencia es desconocida como Kira Kaurinkoski, Carlos Albisu, Eduardo Rey, Eduardo Alfaro, Fadoua Chouham Nadifi y Enric Lazanza.

Hoteles de 61 a 234 euros la noche

Entre los hoteles contratados por estas personas están el Gallery Hotel -que cobra entre 208 y 234 euros por noche-, el Hotel Praktik Bakery -que cuesta entre 61 y 109 euros por noche- y el Hotel Diagonal Centro -que cobra entre 150 y 220 euros la noche-, todos ellos situados en Barcelona. Se contrataron otros establecimientos en Lleida, Girona, Figueres (Girona) y Tarragona en los que se alojaron 14 personas por un valor total de 2.416 euros.

En algunos de estos establecimientos, como el Galley Hotel, la factura incluyó 50 comidas y alquiler de servicios de micrófono para salas donde los invitados al referéndum compartieron opiniones, tal y como la Guardia Civil ha obtenido del Twitter de la eurodiputada gallega Senra, cuyos mensajes se reproducen en el informe. El instituto armado reseña que tanto ella como sus acompañantes portaban acreditaciones de la Generalitat.

Acreditar la malversación

Las conclusiones de este informe fueron tenidas en cuenta en el documento-resumen que fue remitido hace unos días a Llarena para acreditar la malversación presuntamente cometida por el Gobierno de Puigdemont para organizar el referéndum , y parten del dato de que la Delegación del Gobierno de la Generalitat ante la Unión Europea empleó 177.065 euros de fondos públicos para el pago a la institución The Hague Center for Strategic Studies, para que a través de observadores internacionales se verificara el referéndum del 1-O.

Si bien el contrato lo realizó la delegación del Gobierno catalán ante la UE, la logística de los mismos (traslado, alojamiento y manutención) ha estado financiada por Diplocat, según la Guardia Civil. La lista íntegra de estos observadores no ha podido ser determinada en su totalidad debido a la negativa por parte de ese organismo de la Generalitat a facilitar los datos.

0 Comentarios
cargando